•  |
  •  |

El panorama está claro para el dueño del fajín mundial minimosca (108 libras) AMB, Román ‘Chocolate’ González. Este próximo 30 de julio en Cancún, México, contra Omar Salgado y si consigue salir airoso unificará la coronas con el monarca FIB, Ulises ‘Archie’ Solís en el mes de octubre en Las Vegas, Nevada.

El invicto peleador capitalino está enfocado en su próximo compromiso y está consciente de su importancia, porque se trata enfrentar a rivales de mayor prestigio y en escenarios atractivos.

Las posibilidades de retener el fajín AMB ante Salado son gigantescas, de hecho las consideraciones colocan a Román como potencial ganador por la vía del nocaut.

¿Por qué?.. El retador azteca tiene un estilo de boxeo muy pobre, con una mala defensa y con pocos movimientos sobre el cuadrilátero. Sus mejores golpes son los volados con ambos manos y su jab de izquierda no es potente.

En el caso de González todos hemos sido testigos de su capacidad y calidad, que lo han llevado a conquistar dos cetros mundiales. De tal manera que aunque exista resistencia, el nica debe imponerse.

Después de salir de ese compromiso, Román ya tiene nombre y escenario para su siguiente pelea, será ante ‘Archie’ Solís, 33 triunfos (21 KO), 2 derrotas y 3 empates. Esta será atractiva batalla por el nivel de exigencia que ambos tendrán.

Sin embargo, sin apasionamientos me atrevo a escribir que ‘Chocolatito’ tiene los ingredientes para doblegar y arrebatarle el cinturón de la FIB a Solís.
Es más joven, 24 años contra 30 del ‘Archie’, mejores recursos boxísticos y más pegada, además el nica viene en ascenso.   

Para Román será una buena oportunidad para vengar las derrotas que han sufrido los tres nicaragüenses: Lee Sandoval por KO técnico en 8 asaltos en el 2003, Carlos Fajardo por la misma vía en 2005 y Nerys Espinoza por decisión unánime en 2008.