• |
  • |

El duelo por el título de campeones de la NBA se reanuda hoy en el American Airlines Arena, donde el Heat no tiene más opción que ganar el sexto partido ante los Mavericks de Dallas si quiere seguir en la lucha por el título después de estar abajo 2-3 en la serie al mejor de siete.

LeBron James, jugador estrella de Heat, junto a Dwyane Wade y el pívot Chris Bosh no ha podido ser el factor ganador en los momentos decisivos y de ahí que su equipo esté abajo.

De hecho, sin los colapsos que sufrió el Heat en el segundo y cuarto partido cuando tenían todo a su favor para ganar, en estos momentos estarían disfrutando de las vacaciones como nuevos campeones de la NBA.

La realidad es muy diferente y los ‘Big Three’ del Heat son conscientes que un nuevo “colapso” o falta de reacción en los momentos decisivos en este sexto juego les supondrá irse de verdad de vacaciones, pero sin el anillo de monarcas y envueltos en todo tipo de críticas por parte de sus propios seguidores.
Dirk Nowitzki ha sabido responder a su condición de líder para superar hasta las dificultades físicas de estar afectado por una infección nasal que le generó fiebre en el cuarto partido. En tanto, James ha desaparecido en la recta final de los cuatro últimos partidos.

Sin embargo, las estadísticas dicen que James no ha sido factor ganador y que Wade tampoco está en plenitud física después del choque violento que tuvo con el ala-pívot Brian Cardinal en el primer tiempo del cuarto partido.

Wade se lesionó la cadera izquierda y James, de 26 años, no pasa por su mejor momento de forma: durante los cuartos períodos de los partidos de las finales solo ha conseguido 11 puntos por 52 de Nowitzki.