•  |
  •  |

La inversión que ha hecho el fútbol panameño alrededor de un eficiente plan de desarrollo ha producido excelentes resultados en diferentes torneos, incluyendo disputar la final de la Copa de Oro de 2005 a Estados Unidos, perdiendo en definición por penales, después de un férreo 0-0. Previamente, Panamá había eliminado a Sudáfrica y Colombia.

Ahora, en esta Copa de Oro versión 2011, un equipo panameño rugiendo se encuentra tratando de atravesar las semifinales, enfrentando nuevamente a Estados Unidos, equipo al que venció 2-1 en la fase de grupos, antes de liquidar a la tropa salvadoreña vía penales, después de un aguerrido empate 1-1, forzado por un gol de cabeza de Luis “El Matador” Tejada, que ha sido fuertemente cuestionado por el periodismo cuscatleco.

¿Será capaz Panamá de volver a aplicarle una zancadilla al equipo de Estados Unidos, actualmente con mayor tamaño que México en el firmamento de la Concacaf? Esa es por ahora una apasionante intriga, mientras el equipo azteca, que eliminó a Guatemala, borrando una imprevista desventaja de 1-0, con goles de De Nigris y “El Chicharito”, se enfrenta a Honduras, decapitador de Costa Rica por penales, después del 1-1 que el tico Álvaro Saborío no pudo quebrar en tiempo reglamentario al estrellar un balón en el travesaño ejecutando desde los doce pasos. Fatal. Saborío volvió a fallar un penal en la definición que terminó 4-2 con sobrevivencia de los catrachos.

Estados Unidos parece revitalizado. Su victoria por 2-0 sobre el sorprendente Jamaica con goles de Jones y Dempsey envió señales de restablecimiento, algo necesario para poder ajustar cuentas con el estimulado equipo canalero. Ganador de la última Copa Confederaciones derrotando a España, y uno de los grandes animadores de la Copa del Mundo realizada en Sudáfrica, el equipo de Estados Unidos no puede ser subestimado en ningún evento.

Desde 2002, Estados Unidos ha ganado tres de las últimas cinco Copas de Oro, superando a Costa Rica, Panamá y México, antes del estrepitoso derrumbe por 5-0 frente a los aztecas en 2009.