•   Especial para END  |
  •  |
  •  |

El nicaragüense Armando Niño “La Veterana”, oriundo de Managua,del barrio Cristo El Rosario, es uno de los lanzadores pinoleros que han tirado un “juego perfecto”, aunque su nombre no está registrado en nuestros reords.  Esta proeza  deportiva lograda por nuestro coterráneo sucedió el domingo 3 de febrero de 1957 en el estadio Minerva,de la ciudad de Guatemala.

En la crónica publicada en el diario guatemalteco Prensa Libre,  escrita por Pablo Asturias, se informa que “e pequeño pitcher derecho Armando Niño se ha consagrado en nuestros campeonatos nacionales. Se ha convertido en uno de los mejores lanzadores que han actuado en el béisbol guatemalteco”.

“Realizó la hazaña más grande que puede soñar todo serpentinero: “Tirar un juego perfecto, y Niño lo hizo lanzando por el “Marte” derrotando al fuerte equipo “Hacienda” 1 carrera a 0”.

Cerrado duelo de pitcheo
En cerrado duelo de pitcheo sostenido con el veterano Jorge Ortiz (homónimo del  finado árbitro del beisbol nicaragüense), quien concedió una base por bolas, permitió un doble del nicaragüense Antonio García “El Masaya” (SS) y el  cuadrangular de “Oro” conectado en el quinto por Raúl Castro, decidiendo  esta memorable “Batalla Beisbolera”.

Por su parte, Niño propinó 9 ponches, de los cuales tiró un scone en el quinto, y  solamente 5 pelotas salieron fuera del cuadro. Dominó fácilmente al fuerte bateador Carlos Alvarado, quien conectó dos fouls flyes al catcher y un elevado al center filder.

Placa conmemorativa a su hazaña
Las autoridades deportivas de Guatemala, en reconocimiento a la gran hazaña monticular lograda por Armando Niño, develaron una placa en el estadio Minerva perennizando su nombre, para orgullo del béisbol nicaragüense, ya que fue el primer pinolero que tiró un partido de este tipo en el extranjero.

Destacada labor
Antes de partir a Guatemala, Niño se destacó como buen lanzador del equipo  Enaluf, de Primera División, dirigido por Carlos “Pichón” Navas. En 1956 los electricistas resultaron subcampeones nacionales, al caer derrotados por el  San José de  Bluefields.

En 1959,a su regreso de Guatemala, disfrutó del título nacional de Primera División conquistado por el equipo San Carlos, dirigido por don Carlos Cuaresma Pérez. En esa ocasión derrotaron al San Felipe de León, comandado por el doctor Oscar Larios Moreno.

Según testimonio de Heriberto Olivares Espinoza, pelotero de la época, Armando falleció en Managua hace varios años. Que descanse en la paz del Señor.