•  |
  •  |
  • END

Nota 13
En 2003, los Gigantes ganaron 100 juegos pero fueron eliminados por los Marlins en los Play Offs. A partir de ese año, han ido cuesta abajo y de rodada viendo reducir sus victorias a 91, 75, 76 y 71 en cuatro temporadas consecutivas, las tres últimas debajo de los .500 puntos, llenas de gatos negros.

Barry Bonds ya no está con ellos. Superada la marca de Hank Aaron, los Gigantes no tuvieron interés en retenerlo, pese a que todavía tiene pendiente aterrizar en la pista de los 3,000 hits. Uno piensa que sin Bonds, entrando al declive y rodeado de cuestionamientos, ellos van a vivir mejor después de terminar últimos en el oeste de la Liga Nacional, a 19 juegos de los Cascabeles de Arizona.

Claro, necesitan que el zurdo Barry Zito regrese a los niveles de estrellato que le permitieron conseguir un contrato por 126 millones; que Matt Cain y Noah Lowry se establezcan como ganadores mientras Tim Lincecum sigue creciendo; que el recién llegado Aaron Rowand asuma un liderazgo ofensivo; que la combinación formada por los veteranos Omar Vizquel y Ray Durham sea efectiva; y que el catcher Bengie Molina produzca tanto ruido como en 2007, cuando impulsó 81 carreras disparando 137 hits, entre ellos 19 jonrones.

MOVIMIENTOS
Descartaron a Barry Bonds y soltaron a Ryan Klesko, al antesalista Pedro Feliz y el pitcher Russ Ortiz, en tanto, la única adquisición con significado,es el outfielder Aaron Rowan.

ARMAMENTO
Hay buenos guantes en los jardines con Aaron Rowan en el centro, Randy Winn por la derecha y Dave Roberts custodiando la pradera izquierda. El todavía efectivo Omar Vizquel sigue trabajando en el campocorto, con Ray Durham en segunda, Dan Ortmeir en la inicial y Rich Aurilia en la antesala. Un infield cobijado por las telarañas, porque Vizquel tiene 41 años y Durham 37, lo mismo que Aurilia. Ojo con Kevin Frandsen, que pretende pelear la titularidad en tercera. Detrás del plato, Bengie Molina, aumentado en peligrosidad ofensivamente.

ROTACIÓN
El zurdo Barry Zito (11-13 y 4.53 en efectividad en 197 entradas, cifras decepcionantes para quien provocó tantas expectativas con su contratación), sigue siendo considerado líder del staff, aún sin esperar que regrese a niveles de un ganador de Cy Young. Detrás, el derecho Matt Cain, pese a sus cifras (7-16, 3.65 y 200 innings), el zurdo Noah Lowry (14-8 con 3.92 en 156 episodios) y el prospecto Tim Lincecum de 23 años (7-5 y 4.00 en 146 innings). Tres brazos, los de Kevin Correia, Jonathan Sánchez y Pat Misch, disputan la plaza número cinco.

BULLPEN.- Brad Hennessey, quien salvó 19 juegos, Brian Wilson y Tyler Walter, funcionarán como soportes de los abridores.

ALINEACIÓN.- Dave Roberts (.260 con 103 hits y 61 carreras anotadas) primer bate; Rich Aurilia (.252 con 83 hits en 329 turnos) segundo, Randy Winn (.300 disparando 178 hits con 14 jonrones y 65 empujadas) tercero y Bengie Molina (.276, 19 HR y 81 impulsadas) cuarto; Aaron Rowand (.309 con 27 HR y 89 CE jugando para los Filis) será el quinto bate, en tanto Ray Durham ( .218 con 101 hits, 11 HR y 71 CE) el sexto, Daniel Ortmeier (.287 en 62 juegos) séptimo y Omar Vizquel (.246 con 126 hits y 54 carreras anotadas) octavo.

PRONÓSTICO.- Difícil que puedan salir del hoyo en el Oeste de la Liga Nacional.