•  |
  •  |
  • END

La Selección Nacional de Fútbol antes de jugar contra Antillas Holandesas podrá entrenar como lo hacen los mejores clubes del mundo, sobre la grama sintética del Estadio Nacional que se construye en la UNAN-Managua, que no tiene comparación en Centroamérica.

Así lo confirmaron los miembros de la empresa Field Turf, encargada de instalar la grama artificial en el campo de la UNAN-Managua, luego de chequear los avances del trabajo dirigido por el ingeniero Roberto Sánchez Alegría, Presidente de Canchas Deportivas de Centroamérica, y representante de la misma Field para esta región.

“He seguido de cerca el proceso, pero una cosa son las fotos que había recibido y otra estar aquí. Luce perfecta la grama, estoy impresionado por la nivelación, las costuras que le hicieron y la dedicación que tuvieron para que los que vengan queden admirados”, dijo Jim Froslid, Presidente de la Field Turf para Norte, Centroamérica y el Caribe, considerada una de las empresas más prestigiosas del mundo en instalación de campos deportivos.

El salvadoreño Sánchez Alegría era uno de los que estaba más satisfecho por la valoración del canadiense Froslid, y el francés Jean Belibeau, vicepresidente de Field.

“Los sajones te dicen sin más cuando está mal hecho algo. La primera impresión: están admirados… Estoy seguro que después de este chequeo, cuando vengan a valorar los de FIFA no van tener nada que señalar respecto a la grama. Al contrario, nos van a dar muchas palmaditas por lo maravilloso que está el trabajo”, dijo Sánchez.

Pero el trabajo con el césped artificial aún no ha concluido. Hace falta poner el relleno y la arena asílica, que ya están en el país en doce rastras con 480 bolsas cada una, pero hace falta conseguir la exoneración para sacar el producto.

“Eso es lo único que me atrasa para terminar de instalar la grama. Después de eso, sólo cinco días vamos a esperar para que entrene la Selección”, dijo Sánchez.

Luego de instalada la grama, con el uso y las primeras lluvias que caigan, se podrá compactar más, mientras se debe esperar unos tres meses para que sea valorada por la FIFA.