•   Córdoba  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Brasil con su promocionada ofensiva buscará redimirse del tímido debut que tuvo en la Copa América y demostrar su condición de favorito cuando enfrente el sábado al duro Paraguay, en un partido que promete ser electrizante y que dibujará un panorama más claro del parejo Grupo B.

La selección auriverde llegó la noche del jueves a Córdoba (centro de Argentina) para disputar el partido que se celebrará en el estadio Mario Alberto Kempes a partir de las 16H00 locales (19H00 GMT). Durante la tarde del viernes realizaba un reconocimiento del terreno y una leve sesión de entrenamientos.

El entrenador Mano Menezes decidió anunciar en el último momento la alineación de su equipo, pero ya dejó entrever en los entrenamientos que no hará cambios y confiará nuevamente en sus 'cuatro fantásticos': Paulo Henrique Ganso, Robinho, Neymar y Alexandre Pato, que no lograron anotarle a Venezuela en el debut.

"Se verá un partido muy parejo", se limitó a decir el técnico al término del primer partido en La Plata, 60 km al sur de Buenos Aires, en el que a Brasil "le faltó contundencia" ofensiva.

El choque de Brasil y Paraguay, dos selecciones que aún no han festejado goles en la Copa América tras sus pobres empates a cero con Venezuela y Ecuador respectivamente- se presenta en lo previo como juego más abierto en el que ambos irán por la victoria.

"Son dos selecciones grandes que saldrán a buscar la victoria y será un juego abierto. Paraguay es un gran equipo, presionan bastante y en el próximo partido habrá otro tipo de concentración y juego, porque será el que puede definir la clasificación", estimó por estos días el defensa 'canarinho' Thiago Silva.

Concentrado desde el inicio del torneo en Córdoba, el once guaraní comprende la importancia del duelo porque, según lo señaló el entrenador Gerardo 'Tata' Martino, existirá un "antes y un después" para los noventa minutos que se disputarán.

"Enfrentamos a uno de los candidatos (a ganar el certamen). Seguramente va a haber un antes y un después de este partido, sobre todo lo que puede significar el resultado del partido en la parte anímica", subrayó esta semana.

Y al igual que Menezes, Martino juega al misterio y se niega a dar pistas del equipo que lanzará al campo de juego el sábado.

"Cuanto menos información demos a nuestro rival, tanto mejor", lanzó el orientador argentino que desvirtuó que Paraguay salga a marcar hombre a hombre a los atacantes 'canarinhos'.

"Necesitaríamos tener más hombres en la cancha para marcar a Neymar, Pato, Ganso, Robinho. Son muchos. No podemos marcarlos a todos", ironizó al dar a entender que la defensa de su equipo se plantará en zona.

"Ser ordenado es fundamental en este partido. Los espacios muy abiertos con jugadores desequilibrantes como tiene Brasil son fatales", precisó.

El 'Tata' evaluaría hacer dos cambios en el plantel, el primero de los cuales sería el ingreso del defensor central Antolín Alcaraz (Wigan, Inglaterra) -un excelente cabeceador tanto en defensa como en ataque- en lugar del joven Iván Piris.

Asimismo podría dar ingreso al experimentado Enrique Vera (Liga de Quito), de proyección ofensiva y buen quite de pelota en lugar del lesionado Edgar Barreto.

Al estadio Mario Alberto Kempes, que recibe un partido por primera vez en esta Copa América, se espera que asistan 57.000 espectadores, cupo máximo del coliseo.

El encuentro será arbitrado por el colombiano Wilmar Roldán asistido por su compatriota Humberto Clavijo y el chileno Francisco Mondria.

Posibles alineaciones:
Brasil: Julio César - Daniel Alves, Lucio, Thiago Silva, André Santos - Lucas Leiva, Ramires, Ganso - Robinho, Alexandre Pato y Neymar. DT: Mano Menezes.

Paraguay: Justo Villar - Antolín Alcaraz o Iván Piris, Paulo Da Silva, Darío Verón, Aureliano Torres - Enrique Vera, Néstor Ortigoza, Christian Riveros, Marcelo Estigarribia - Lucas Barrios y Roque Santa Cruz. DT: Gerardo Martino.