•  |
  •  |

Después de conseguir su hit 3000 con un jonrón contra David Price el sábado, durante una tarde perfecta bateando de 5-5 para acostarse sobre el recuerdo de 3003 cohetazos, Derek Jeter agregó otro el domingo, llegando a 78 en esta temporada.

¿Qué puede esperarse de un bateador entrando suavemente al decrecimiento, con 37 años cumplidos? Prudentemente, unos 60 más después del Juego de Estrellas. Cerrando con 3064, Jeter superaría en las próximas semanas a Al Kaline, (3007); Wade Bogas, (3010); Rafael Palmeiro, (3020); Lou Brock, (3023); Rod Carew, (3053); Rickey Henderson, (3055), y Craig Biggio, (3060).

La posibilidad de disparar 120 imparables en 2012 es viable, y con ese total de 3184, estaría alcanzando a Cal Ripken, y saltando sobre Dave Winfield, (3110); Tony Gwynn, (3141), y Paul Waner, (3152). Y estamos considerando cifras que hacen imposible detenerlo, a menos que muscularmente flaquee.

Apenas el segundo artillero en jonronear aterrizando en la pista de los 3000, después que lo hizo Wade Boggs;  es el cuarto jugador más joven en alcanzar la cifra, solo detrás de Ty Cobb, quien tenía 34 años, Hank Aaron y Robint Yount con 36; el segundo funcionando como paracorto, desde Honus Waner en 1914.

La persecución de Ripken es la nueva tarea de Jeter.

dplay@ibw.com.ni