•  |
  •  |

Los ojos del aturdido equipo argentino pueden cerrarse hoy, y la Copa América seguirá andando, pero el golpe al espectáculo sería terrible, porque si bien es cierto, Messi no ha estado brillante, y el resto de cracks gauchos no han podido mostrarse, igual que Brasil, Argentina es una gran atracción. Por mucho que logren crecer Paraguay, Chile, Colombia y Uruguay, la final soñada, sigue siendo Brasil-Argentina, aun viéndolos cojear.

Lo imprevisible: ¿Argentina en manos de un equipo juvenil de Costa Rica? Quién sensato, iba a imaginar eso. Pero es cierto. Con sólo dos puntos, y Colombia instalado bien arriba con siete, Argentina está forzada a renacer hoy y derrotar a Costa Rica, de cualquier manera. Con cinco puntos, estará en cuartos de final, en tanto otro empate, lo limitará a tres, esperando las valoraciones con los otros terceros lugares. ¡Qué pena! para un equipo tan respetado, cargado de superestrellas, que se da el lujo de dejar al Kun Agüero y Di María, en el banco.

Batista, con una falsa confianza, está consciente del peligro. Hay tantas historias sorprendentes con los favoritos destruidos, que lo mejor es no creerse Goliat, a pesar de saber, que sí lo es en cualquier tipo de comparaciones.

La prensa argentina, alarmada, habla del ingreso del Kun, Higuain, DiMaría y Gago como titulares. Batista necesita un cambio drástico para poder renacer hoy, y sobre todo, que Messi brille con la intensidad que lo conocemos. Hoy Argentina buscará llena de esperanzas, el camino que los sueños prometieron a sus ansias.

dplay@ibw.com.ni