•  |
  •  |

Ferreti se ha reforzado, al parecer con el personal que solicitó su técnico, José Balladares, y los resultados podrían ser diferentes a los dos subcampeonatos que ha logrado en los últimos años, quedando a las sombras de su rival más acérrimo, el Real Estelí.

Si por la víspera se saca el día, el 2-2 con el que salió de Choluteca, Honduras, ante Necaxa este fin de semana, es un buen comienzo de lo que puede ofrecer en el próximo Campeonato Nacional de Fútbol el equipo rojinegro, que se ha reforzado en todas sus líneas y ahora luce más compacto, al menos en teoría.

Según los medios catrachos, el duelo en Choluteca sirvió de prueba para los catrachos, pues su técnico Jorge Pineda necesitaba ver cómo se planta su equipo para el torneo venidero en Honduras y aunque para los ferretistas fue algo similar, al menos se nota que hay más fluidez en el trabajo con la llegada de algunos jugadores como Milton Bustos.

Los de Necaxa se pusieron adelante al minuto 29 pero igualó Juan Barrera, sin embargo, se puso mejor el partido en la parte complementaria, y mejor aún para los nicas pues con una excelente jugada de Juan y definición de Milton Bustos marcaron el 2-1 hasta que empató el beliceño Harrison Roches.

Para Ferreti son buenas noticias, porque de lo que más pereció en el pasado campeonato fue de un hombre gol y parece que Bustos podría ser una opción. Además, los rojinegros contrataron al delantero catracho Darwin Ramírez, quien viene de un torneo Clausura opacado por las lesiones y un muy bajo rendimiento.

También los capitalinos se reforzaron en defensa con Donald Parrales y el hondureño Mario García, quienes podrían dar más seguridad a la irregular zaga de los rojinegros del último torneo.