•   Cancún/ México Enviado Especial/END  |
  •  |
  •  |

La tranquilidad, esa emoción escondida brilló con intensidad en los rostros del séquito del campeón mundial minimosca (108 libras) AMB, Román ‘Chocolate’ González, porque ayer después de poco más de una hora de entrenamiento el púgil salió en 110 libras.

Sin embargo, lo que más llamó mi atención es la frescura en su semblante y fortaleza física a pesar del desgaste que significó hacer sombra, cuerda y golpeo al sandbag.

“Desde que estábamos en Nicaragua te dije que había sido un trabajo arduo y dirigido a culminar la misión, que es vencer a Omar Salado el próximo sábado”, declaró Arnulfo Obando, entrenador del pequeño homicida con guantes.

Después de la fase de preparación ‘Chocolate’ se trasladó al hotel La Quinta Inns & Suite para descansar una hora, y después fue a comer a un restaurante ubicado en un centro comercial cercano.

Este miércoles haremos la misma rutina, correr por la mañana en un parque cercano o en el gimnasio del hotel y por la tarde entrenar para que al amanecer jueves aterrice en el peso”, aseguró Obando.

El rival de Román llega a Cancún esta mañana y se anuncia que por la tarde habrá una sesión de entrenamiento público, el jueves a mediodía la conferencia de prensa y el viernes el pesaje a la 1 de la tarde.

Los precios de las entradas a la cartelera en la Plaza de Toros serán: de 280 dólares ringside, 90 gradas y 30 dólares en la general.