•  |
  •  |

Por el centro, la defensa siguió siendo vulnerable y el arquero Julio César no pudo impedir que un balón se le filtrara debajo de su cuerpo, y otro, se adelantara a sus reflejos, facilitando los dos goles de Ecuador, pero adelante, Brasil funcionó para algo más de los cuatro logrados (dos de Pato y dos de Neymar), asegurando el liderazgo del Grupo B con 5 puntos, igual que Venezuela, pero mejor diferencia de goles.

El regreso de Robinho agilizó la ofensiva y permitió un accionar más tranquilo de Ganso en la cintura, mientras por la banda derecha, Maicon se convirtió en dueño y señor, como lo vimos en aquel Inter ganador de la Champions, y en el Brasil de Sudáfrica. El lateral que reemplazó al terriblemente irregular Danny Alves de los dos primeros juegos, multiplicó desbordes, bañó la frontal por adentro con centros por arriba y por abajo, llegaba hasta el fondo con impunidad de diputado nica, y se convirtió en un factor muy incidente.

Pato, enderezando con un potente cabezazo, ese largo pase por elevación de Andrés Santos, adelantó a Brasil 1-0 en el minuto 28, pero Caicedo a los 37, martillando con su derecha desde fuera del área, hizo lucir mal a la defensa y al arquero Julio César, equilibrando el marcador 1-1.

En el minuto 48, Neymar recibiendo de Ganso, volvió a adelantar a Brasil 2-1, pero sin terminar de saborear, Caicedo con un remate bajo y potente, inutilizó a Julio César, estableciendo el 2-2 altera nervios. Después que tres asistencias de Maicon fueron malogradas, Pato tomó una pelota en la puerta del fogón en el minuto 60 para el 3-2, y Neymar aprovechando servicio entrega inmediata precisamente de Maicon, selló el 4-2, haciendo olvidar el remate de Robinho que devolvió el poste y un cabezazo de Pato arañando el travesaño.

No fue un Brasil como el que siempre imaginamos, pero sí, otro Brasil, diferente al indolente, falto de creatividad y sin definición, que vimos en sus dos primeras presentaciones.

En cuartos, Argentina se enfrenta con Uruguay, Colombia con Perú, Brasil con Paraguay, y Chile con Venezuela. Hagan sus cálculos.

dplay@ibw.com.ni