•   Francfort  |
  •  |
  •  |
  • AFP

 A falta de los dos últimos partidos del Mundial de fútbol femenino, la brasileña Marta -cuyo equipo está eliminado- sigue en cabeza en la pugna por conseguir la Bota de Oro de máxima anotadora, por delante de la japonesa Homare Sawa, también con cuatro tantos.

Las normas determinan que si dos jugadoras están igualadas a número de goles, como ocurre con Marta y Sawa, el trofeo sería para la que hubiera dado más asistencias y ahí la brasileña domina por 2 a 1 a la nipona.

Por detrás, con tres tantos, figuran otras dos atacantes con opciones importantes de ganar el galardón, la estadounidense Abby Wambach, que disputará la final, y la sueca Lisa Dahlkvist, que tratará de seguir sumando el sábado en el duelo por el tercer puesto ante Francia.

La única que no puede aumentar sus datos entre las primeras de la tabla es Marta, con Brasil eliminado desde cuartos, mientras que Sawa está clasificada con Japón para la final.

Wambach, que ha sumado un tanto en los tres últimos partidos de su equipo, los dos últimos decisivos para avanzar de ronda, será la otra jugadora a seguir en ese último partido, en una lucha que promete ser emocionante y muy reñida hasta el desenlace del campeonato.

En ese pulso a cuatro, con Marta siguiéndolo desde fuera, podría inmiscuirse alguna otra jugadora teniendo en cuenta la gran igualdad que parece dominar esta Copa del Mundo, donde ninguna estrella ha mostrado un dominio abrumador.

Con dos tantos, a tan sólo dos de las colíderes actuales Marta y Sawa, están jugadoras que podrían aumentar su cuenta el fin de semana, en alguno de los dos partidos: las francesas Marie-Laure Delie y Gaetane Thiney, la japonesa Ayako Kawasumi y la estadounidense Lauren Cheney.

En el caso de Marta, si ninguna de sus rivales consigue superar la marca de cuatro tantos, sería la segunda vez que acaba en cabeza de la tabla de máximas anotadoras del Mundial, aunque en 2007, cuando su equipo llegó hasta la final, había sumado siete dianas.

Aunque no lo logre, la atacante brasileña tendrá el honor de que sus cuatro tantos de Alemania, los siete de China-2007 y los tres de Estados Unidos-2003 le han permitido alcanzar el récord de 14 que mantenía la alemana Birgit Prinz, como máxima goleadora de la historia del torneo.

Wambach, de 31 años, también lleva tres Mundiales seguidos marcando: consiguió también tres en 2003 y seis en 2007, sólo uno menos que Marta, por lo que lleva doce en total y un 'doblete' en la final le permitiría igualar con las otras dos estrellas.

"Lo que importa ahora es ser campeonas del mundo y ayudar al equipo, es en lo único que estamos todas", comentó la atacante neoyorquina.

En el caso de Sawa, sus datos tienen mucho que ver su impresionante actuación de la primera fase ante México, donde consiguió el único 'triplete' hasta el momento en el Mundial-2011, mientras que Dahlkvist ha sido incluso más efectivas que las figuras de su equipo, Lotta Schelin y Jessica Landstrom.

Sea quien sea la ganadora, lo que sí parece seguro es que esta será la vez que la máxima anotadora del Mundial consigue menos tantos.

Las anteriores Botas de Oro fueron para en 1991 para la estadounidense Michelle Akers (10 goles), en 1995 para la noruega Ann Kristin Aarones (6), en 1999 para la brasileña Sissi y la china Sun Wen (7), en 2003 para la alemana Birgit Prinz (7) y en 2007 para Marta (7).