•   Cancún/México Enviado Especial/END  |
  •  |
  •  |

Severamente lastimado, con su rostro enrojecido y morado por el golpeo recibido, con un corte en su ceja derecha y su nariz inflamada, el azteca Omar Salado tuvo las fuerzas para atender a los medios de comunicación nicaragüense que brindamos cobertura a la defensa exitosa de Román González este sábado en la Plaza de Toros de Cancún.

“Fue superior a mí. ‘Chocolate’ pega muy fuerte y es un gran peleador. Me ganó de forma clara y no tengo excusas”, admitió el boxeador que desmejoró su registro a 22 victorias (13 KO), 4 derrotas y 2 empates.

¿Qué fue lo que más te impresionó del nica?

“Su calidad boxística y la forma como te va restando condiciones con sus ganchos. Es fuerte y lastima mucho. Combina bien sus manos y me superó desde el primer round”, agrega.

El rival azteca salió con una venda alrededor de su frente y cabeza, para proteger de alguna manera el corte que recibió en su ceja.

Sin embargo, a pesar del castigo recibido “murió con las botas puestas”.

“Me sentía lastimado. En el primer round me sorprendió con sus golpes y de repente estaba en la lona, pero ‘Chocolate’ es tremendo boxeador”, concluyó Omar Salado.