•   Fráncfort  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La japonesa Homare Sawa fue la gran triunfadora de los premios individuales del Mundial de fútbol femenino de Alemania, ganado por su equipo, al llevarse el Balón de Oro a la mejor jugadora y la Bota de Oro de la máxima anotadora (5), por delante de la brasileña Marta.

La 'menina' sudamericana tuvo que conformarse con la Bota de Plata, con cuatro goles, después de que sus opciones quedaran mermadas desde que su equipo cayera en cuartos de final ante las estadounidenses.

Marta también aspiraba al Balón de Oro, al entrar en la lista de doce finalistas, pero quedó fuera de las tres primeras clasificadas y por lo tanto sin premio alguno en esa categoría.

Hasta el minuto 117 de la prolongación de la final, la brasileña tenía en su poder la Bota de Oro, ya que había conseguido el mismo número de tantos que su rival (4), pero contaba con una asistencia más (2 contra 1), el primer criterio establecido en el reglamento para desempatar.

El gol de Sawa para el 2-2 ante Estados Unidos hizo que la nipona sumara su quinto tanto en el Mundial, con los tres conseguidos ante México en la primera fase y el sumado en semifinales contra Suecia, y relegó a Marta a la plata.

En la votación del Balón de Oro, Sawa fue la ganadora, seguida de dos estadounidenses, Abby Wambach y Hope Solo, Balones de Plata y Bronce, respectivamente.

En el resto de premios del Mundial de Alemania-2011, la estadounidense Solo fue elegida además la mejor arquera y el equipo japonés se llevó el galardón al juego limpio.

En 2007, Marta había hecho 'doblete' en los dos principales premios individuales del Mundial (Balón de Oro/Bota de Oro), a pesar de que Brasil cayó en la final ante Alemania (2-0) en Shanghai.

Desde 2006, la brasileña ha sido además elegida la mejor jugadora mundial por la Federación Internacional (FIFA) en sus premios de final de año, en 2006, 2007, 2008 y 2009 con el extinto FIFA World Player y en 2010 con el nuevo Balón de Oro FIFA.

En el palmarés de mejores jugadoras de las cuatro ediciones de la Copa del Mundo figura además otra de las que ha participado en este Mundial-2011, la alemana Birgit Prinz, que fue elegida en Estados Unidos-2003, donde su país también fue campeón.

En los premios al juego limpio, Noruega fue la vencedora en el Mundial-2007 y el país más reconocido en esta categoría es China, que dominó el ‘fair play’ en 1999 y 2003, en ambas ocasiones en Estados Unidos, con lo que el galardón regresa a Asia con el éxito de las japonesas.

El Guante de Oro a la mejor portera se concedía por primera vez.