•  |
  •  |
  • END

os fieros duelos: Arsenal-Liverpool y Manchester-Roma; y dos posibilidades claras, la del Barcelona y la del Chelsea, que enfrentarán al Schalke y al Fenerbahce, ofrecen los cuartos de final de la Champions de 2008 después del sorteo realizado ayer.

¡Qué suerte la del Barcelona! Enfocando el futuro de su único sobreviviente, el evidentemente preocupado periodismo español se preguntaba: ¿Cómo escapar a encontrarse con cualquiera de los poderosos equipos ingleses y evitar al dificilísimo Roma? El Barcelona parecía estar en el laberinto rodeado de minotauros.

¿Sería posible ir contra el Fenerbahce de Turquía o el Schalke germano, los más pequeños de los ocho clasificados? Había que esperar cómo se movería la suerte en el tablero. Por el momento, el único impulso era cruzar los dedos.

Y salió el Schalke, quinto equipo en el actual ranking del fútbol alemán, no fácil, pero más al alcance, colocado a 12 puntos del líder absoluto, Bayern Munich. ¡Qué suerte! Nada que ver con enfrentar al Manchester, Liverpool, Arsenal o Chelsea, y tampoco verse las caras con el peligroso y crecido Roma.

Sin Messi, pero buscando el funcionamiento ágil y coherente de Henry, Ronaldinho y Eto’o, algo que no se ha conseguido, el Barcelona, que ha atravesado por dificultades de diferentes tamaños, puede hacer los ajustes necesarios frente al Schalke y afilarse para las semifinales.

Arsenal-Liverpool, con los españoles Cesc Fábregas y Fernando Torres, en un duelo con magistrales maniobras trazadas sobre el lienzo, es tan impredecible como el giro de la rueda de la fortuna en cualquiera de los casinos que adornan Las Vegas. El Arsenal es líder de la Premier, pero el Liverpool es experto en duelos cumbres durante una Champions.

Manchester-Roma. Olvídense de aquella espeluznante goleada por 7-1 que el Manchester clavó a los italianos en cuartos de final de la anterior Champions. Este Roma, que eliminó al Madrid, se ha compactado y será muy complicado. Antes de ser apaleado, había derrotado 2-1 al Manchester en el primer juego de los cuartos de final en 2007, y en su grupo clasificatorio este año fue segundo detrás del equipo inglés, después de un empate y su única derrota en los duelos entre ellos.

El Chelsea, en tanto, es claro favorito para saltar sobre el Fenerbahce de Turquía, dirigido por Zico y con el aporte de Roberto Carlos, Edú y Alex. Así que es probable que veamos a tres equipos ingleses con el Barcelona en semifinales.

Un buen caldo para saborearlo.