•  |
  •  |

El número mágico para los hiteadores en racha, es el 30. Representa un toque de distinción, aunque muy lejos de los 56 logrados por Joe Dimaggio. El panameño Rod Carew conquistó siete cetros de bateo y el boricua Roberto Clemente cuatro, pero ninguno de ellos pudo extenderse a 30 juegos disparando cohetes.

Eso es lo que están tratando de hacer el antesalista dominicano Emilio Bonifacio de los Marlins, quien ayer contra los Nacionales, en una victoria por 5-2, alargó a 26 su ritmo candente en el plato, y Dustin Pedroia, intermedista de los Medias Rojas, quien ha estado agrediendo el pitcheo enemigo por 25 juegos, y continuó su impulso pese a la derrota sufrida ante Kansas 4-3, afectando al “as de espadas” del equipo Josh Beckett (9-4), quien perdió por vez primera en un mes.

La intriga es: ¿podrán Bonifacio y Pedroia llegar a los 30 juegos echando humo?

Los Gigantes que están consiguiendo a Carlos Beltrán para fortalecer su bateo, se impusieron 4-1 a los Filis con pitcheo de Tim Lincecum (9-8) y el jonrón 20 de Pablo Sandoval, en tanto los Padres de San Diego que están a punto de soltar al relevista Heath Bell en beneficio de los Rangers de Texas, derrotaron 4-3 a los Cascabeles de Arizona, y los Cerveceros, con Shaun Marcun logrando su décima victoria y John Axford registrando su 30 rescate, superaron 4-2 a los Cachorros.

Para cerrar los Angelinos doblegaron a los Tigres 12-7, y Tampa saltó sobre Oakland 10-8.