•  |
  •  |

Jilton Calderón no se quedó en el banco. Sabía que tenía que defender su título de bateo y lo hizo con creces. Bateó de 2-2 y se coronó con un elegante promedio de .399.

Jilton tuvo un terrible fin de semana, bateando apenas un hit en 8 turnos al bate, que lo hicieron decrecer hasta .395, quedando al alcance de Sandor, que escaló hasta .391. El caraceño no podía darse el lujo de quedarse en el banco en el último juego de su equipo en la temporada, sabiendo que el leonés tendría hasta cuatro juegos por delante para presionar.

Pero Calderón, que desde el 17 de abril se apoderó del liderato de bateo, ganándole la batalla al costeño Ronald Garth, ayer le bateó de 2-2 al pitcheo de Chontales y aseguró el banderín. No importaba que no haya promediado .400, lo que interesaba era la distinción. Bateó 111 hits en 278 turnos oficiales al bate.

Sandor se fue de 4-1 ante Estelí y bajó su porcentaje a .388 (92-237), sin más que discutir.

Calderón es el segundo caraceño que gana un título de bateo. El otro es Pedro Selva, quien en 1975, cuando promedió .346 obtuvo su cuarto banderín, con el sello de ser su cuarta triple corona.

Igualmente, Danilo Sotelo ganó las coronas de jonrones, con 20, un récord para bates de madera o baun bat, y también fue el máximo empujador, con 70, un remolque más que Jilton, que ayer empujó par de carreras.
Roberto Delgado, refuerzo de Estelí fue el máximo bateador de triples, con 10, Justo Rivas bateó 27 dobles, Darwin Sevilla robó 22 bases, una más que Darrel Walters.

En pitcheo, el máximo ganador fue Marlin Mejía, del Estelí, con 14, al llevarse la decisión del Estelí sobre León ayer. Con 13 victorias quedaron Mario Peña, Diego Sandino y Freddy Corea.

Carlos Pérez Estrella, refuerzo del Estelí, fue el máximo ponchador con 132. El líder en efectividad fue Juan Serrano, del Bóer, con 1.40, al permitir 19 carreras limpias en 122.1 episodios. Gonzalo López, de Carazo, empató el récord de juegos salvados, con 17. En derrotas, Elvin Orozco, refuerzo del Bóer, acumuló 13.