•  |
  •  |

El futuro inmediato dejó de ser irrelevante para Ricardo Mayorga anoche. ¡Qué bueno por él, tan necesitado de otra oportunidad! El Presidente Daniel Ortega garantizó su apoyo al proyecto de organizar una pelea de Campeonato Mundial en Nicaragua, enfrentando al veterano Ricardo con el estadounidense de también 38 años, Cornelius Bundrage, un campeón de poco brillo en el casillero de las 154 libras que maneja la FIB.

La propuesta de Don King, debidamente aprobada, será concretada el próximo 15 de noviembre, después de las elecciones presidenciales, en las cuales Daniel piensa retener el trono casero. El Presidente no le hizo swing a la fecha del 29 de octubre, por considerar que en esos días el invierno y la amenaza de huracanes serán un serio inconveniente y podría hacer peligrar un esfuerzo tan costoso.

“No hay problema”, gritó King cuando fue consultado sobre la fecha que el Presidente colocó sobre el tapete. Obviamente, al promotor le tiene sin cuidado el día que se señale. El vino para amarrar ese combate y lo ha logrado. Apúntenle round ganado.
Mayorga se mostró molesto con este cronista, porque en la columna publicada ayer, mencioné que la misión de King era resucitar al púgil, utilizando el lenguaje figurado que acostumbro. “Eso es llamarlo a uno muerto”, se quejó Ricardo, recomendando que mejor me mantuviera a distancia de él. Puede contar con eso.

Regresando con el proyecto, Daniel explicó que por carecer de una adecuada instalación techada, la pelea tiene que hacerse al aire libre, posiblemente pensamos, en el Estadio Nacional, escenario en el cual hemos visto en acción a Eduardo “Ratón” Mojica con el tailandés Chionoi, a Rubén Olivares frente a “Yambito” Blanco, a Rosendo Álvarez, y tantos otros peleadores pinoleros de reconocido nivel. Ahora llega el turno para Mayorga.

Escuché decir al peleador que está siendo sometido a terapia para la restauración del brazo que lo incomodó frente a Miguel Cotto, y que a su edad, solo pretende realizar un par de peleas más para tomar en consideraciones sobre su retiro.

Durante el encuentro con King, Daniel hizo que los fotógrafos activarán velozmente sus cámaras, cuando juntó en su puño izquierdo, banderas de Nicaragua y Estados Unidos ondeándolas, y luego hizo la “V” de la victoria abrazado con el veterano promotor de 80 años.

No se habló de cifras sobre el costo de la velada y el alcance de las bolsas, pero King, que vino por mas victorias, sonrió hinchado de satisfacción y gritó ¡Viva Nicaragua!

dplay@ibw.com.ni