•  |
  •  |

Urge chequear si la FIB garantizará la autorización de Ricardo Mayorga como retador del Campeón de las 154 libras, Corneluis Bundrage, gestión que está en las manos siempre hábiles de Don King. Por el momento, la no presencia del púgil nicaragüense entre los 15 primeros del escalafón FIB, representa un serio inconveniente porque impide al Comité de Clasificaciones de ese organismo, considerarlo como el rival apropiado.

El nudo del problema es que no se trata de buscar a otro boxeador, sino a otro Campeón Mundial, posiblemente rodeado de la misma dificultad, y los disponibles son: Miguel Cotto de la AMB, sin interés en una revancha con Ricardo a quien derrotó el pasado 12 de marzo; el azteca Saúl Álvarez del CMB; y Sergei Dzinziruk, de Ukrania, quien domina el territorio de la OMB.

La historia del boxeo está cargada de “casos insólitos”, sobre todo con Don King de por medio, como el que vimos en Nueva York en el 2004, cuando el pinolero no hizo el peso para medirse con el discreto boricua José “El Gallo” Rivera, en pelea por el cinturón de las 147 libras, y fue mantenido en la cartelera enfrentándose a Eric Mitchell sin nada en juego, mientras Rivera era despachado a su casa.

Así que, puede haber tiempo para que King, dueño todavía de muchos tentáculos, maniobre para rescatar el proyecto, que por lo visto, no termina de tomar forma, y mucho menos de tener fondo.

Después del espinoso caso de Bob Lee en el cierre de 1999 y el inicio del 2000, sobre la forma viciada de manejar los rankings, que desembocó en un escándalo de proporciones insospechadas, la gente de la FIB ha estado registrando un comportamiento estricto en el cumplimiento de los requisitos, lo que complica poder colocar súbitamente a Mayorga como retador disponible.

¿En cuál de los organismos, Mayorga no necesitaría realizar una pelea previa para obtener el merecimiento de volver a disputar un cinturón mundial? King debe trabajar de inmediato alrededor de esa respuesta.

Sometido a terapia en busca de un restablecimiento pleno, Mayorga, quién habló de hacer otras dos peleas y retirarse, podría incluso sacar provecho de este inconveniente para tomarse el tiempo necesario, y atravesar por un combate de prueba que permita valorarlo correctamente.

Eso sí, la fecha del 15 de noviembre y la posibilidad de pelear por título mundial FIB, tendrían que postergarse.

dplay@ibw.com.ni