•  |
  •  |

¿Son estos los Yanquis de 1927, aquellos matadores de pitcheres conocidos como los Mulos de Manhattan, los Bombarderos del Bronx? No, obviamente no lo son, pero en ciertos momentos, como anoche, consiguen confundirnos mostrando cierto parecido.

Esa victoria aplastante por 18-7 sobre los Medias Blancas, ocultando el flojo pitcheo de Burnett, acribillado por 13 hits que fabricaron 7 carreras en cuatro entradas y un tercio, permitió a los Yanquis alargar a seis su racha de triunfos y mantener esa agobiante presión sobre los Medias Rojas, vencedores de Cleveland por 4-3, con otro hit decisivo de Jacoby Ellsbury y otro remate ganador de Jonathan Papelbon, conservando el juego de ventaja.

El casi siempre agigantado derecho Roy Halladay, sobrevivió a un complicado inicio consecuencia de una falla defensiva de Ryan Howard, para imponerse 8-6 a Colorado en lo que fue su triunfo 14 por 4 reveses. El mismo Howard, impulsando cuatro carreras con jonrón y doble fue factor clave para el triunfo.

Casey McGehee, un bateador derecho de 28 años, que disparó 23 jonrones en 157 juegos durante 2010, pero solo llevaba 5 en 107 este año, se voló la cerca tres veces en la victoria de los Cerveceros por 10-5 sobre los Cardenales, empujándolos a tres juegos y medio en el Centro de la Liga Nacional.