•  |
  •  |

El bateo productivo de los Medias Rojas necesita una recarga, y su pitcheo vacilante preocupa. Anoche, el flaqueante equipo de Boston sufrió su quinto revés en 11 juegos, el mismo trayecto en que los galvanizados Yanquis han ganado nueve veces, forzando un equilibrio en la cima del lado Este en la Liga Americana con balance de 68-42.

El debut de Erik Bedard no fue depresivo pero tampoco llamativo. Dejó el juego 3-3 después de cinco entradas batallando con Justin Masterson, un exMedias Rojas con 9-7 y 2.63, luego de terminar imponiéndose 7-3 trabajando para los Indios de Cleveland, quienes lo recibieron en 2009, en el sonado cambio que trasladó a Boston a Víctor Martínez.

En tanto, los agigantados Yanquis extendieron a siete su racha de victorias, aprovechando el pitcheo de solo una carrera, realizado por Iván Nova en siete innings y dos tercios, y los jonrones de Robinson Cano (18) y Rusell Martin (12), con Curtis Granderson llegando a 85 impulsadas.

El artillero de Toronto José Bautista, disparó su vuelacercas número 33, sacándole dos de ventaja al momentáneamente silenciado Mark Teixeira, sin poder impedir la derrota ante Tampa por 7-6, mientras los Rangers de Texas, saliendo de tres derrotas consecutivas, derrotaron 5-2 a los Tigres, evitando el asalto de los Angelinos logrando sostenerse en el liderato del Oeste. Fue el triunfo 11 por 5 reveses de Alexi Ogando, quien presenta 2.88 en efectividad. Los recién llegados relevistas Uehara y Adams colgaron dos ceros, y Neftalí Feliz llegó a 22 salvamentos.

El jonrón 25 de Alberto Pujols y el 17 de Matt Holliday, empujaron a los Cardenales a una victoria por 7-4 sobre los Marlins, y el 21 de Carlos Peña, ayudó al triunfo de los Cachorros por 7-6 sobre los Piratas.