•  |
  •  |

Las bases estaban llenas de Medias Rojas en el fondo del quinto inning con los Yanquis perdiendo 0-2 ante Jon Lester. El relevista Boone Logan entró al campo minado, y tomó la bola entregada por Bartolo Colón para enfrentar ¿a quién? Al mexicano Adrián González, líder bateador y líder empujador de la Liga Americana. Logan lo ponchó enmudeciendo a la multitud rugiente en el Fenway Park, y en la siguiente bateada, los Yanquis arremetieron con tres carreras contra Lester, arrebatando el juego.

Apoyándose en el efectivo trabajo de cuatro relevistas, los de Nueva York se mantuvieron adelante 3-2, y en el noveno, ese veterano verdugo que es Mariano Rivera, apareció en escena para enfrentar a David Ortíz, quien había jonroneado en el cuarto, a Carl Crawford, y Jarrod Saltamacchia, con el agitado Josh Reddick atrás. Manso roletazo de Ortiz, un infield hit y dos ponches, sacaron a los Medias Rojas del liderato en el Este de la Liga Americana.

¡Ah, Alex Rodríguez, metido en un lío de apuestas en el poker, parece ser más útil como barra que en el terreno! No se le extraña en el line-up.

Chequeen esto: ¿Un bateador de 213 puntos haciendo ruido? ¿Es posible? Ahí está Dan Uggla, atravesando por una racha de 26 juegos hiteando, tratando de ayudar a estos Bravos, que anoche vencieron a los Mets 4-1, en lo que fue el triunfo 11 de Tim Hudson con el salvamento 33 de Craig Kimbrel, un pitcher de 1.96 en carreras limpias.

Otra rareza, es ver a los Cachorros ganando seis juegos consecutivos, escapando por unos días al maleficio. Su victoria por 4-3 sobre los Rojos con un jonrón dentro del parque conectado por Tony Campana, fue garantizada por el rescate 24 de Carlos Mármol, en tanto los Cardenales superaron 3-2 a los Marlins con el vuelacercas 18 de Matt Holliday, obligando al derecho Aníbal Sánchez, a cargar con su quinta derrota por seis triunfos.