•  |
  •  |

Después de un inicio titubeante en el que Diego Sandino fue sacudido por un jonrón de dos carreras de Renato Morales, el veterano que apenas tenía dos triunfos ante el Bóer en los últimos años, no permitió más anotaciones aunque sí libertades pero sin excesos, y Carazo lo respaldó hasta revertir el juego 4x2 en el arranque de la Semifinal del “Germán Pomares” en el Estadio Nacional Denis Martínez.

Morales encontró a Antenor López en circulación en el primero, y sacó la bola con una contundencia extraordinaria. La señal no era nada halagadora para Hubert Silva y sus pupilos; Sin embargo, el abridor del Bóer, Juan Serrano, quien fue en el más efectivo en la segunda fase llegó en su peor día, descontrolado y además fue afectado por una pifia de Marlon Abea que propició la primera carrera caraceña en el cuarto inning.

Carazo se fue arriba en el quinto aprovechando dos bases, hit de Jilton Calderón, elevado remolcador de Danilo Sotelo y otro sencillo empujador de Esteban Ramírez. Ya con la pizarra 3x2, Diego se las arregló para mantener al Bóer anulado. Y es que los capitalinos conectaron  diez imparables, cuatro más que sus rivales, pero jamás descifraron a un Diego que fue creciendo en su pitcheo hasta que el relevo de Gonzalo López cuando parecía que se le acababa la cuerda en el octavo.

El encuentro se definió en la baja del octavo cuando Carazo llenó las bases por hit de Danilo Sotelo, escogencia y error en batazo de Esteban Ramírez, además de boleto a Larry Galeano.

Bajo esas circunstancias, Huberth mandó a tocar a Franklin González y la jugada le salió perfecta, como demostrándole a Noel Áreas que también puede jugar agresivo.

Sandino se adjudicó su primera victoria, pero lo más importante es que Carazo abrió la Semifinal del mismo modo con el que cerró la segunda fase clasificatoria.