•   El País, España  |
  •  |
  •  |

Después de dos derrotas consecutivas ante el Manchester United y las Chivas de Guadalajara por 2-1 y 4-1, el Barcelona sin Messi, sin Puyol, sin Alexis, y utilizando a ratos a figuras como Xavi o Iniesta, derrotó 2-0 al América de México, cerrando su preparación en Estados Unidos y encaminándose al juego de ida de la Super Copa frente al temible Real Madrid.

 En esta victoria con goles de Villa y de Keita, el Barcelona alineó con Valdés (Masip, m. 72); Adriano (Dos Santos, m. 46), Busquets, Piqué (Fontàs, m. 46), Abidal; Keita, Xavi (Cuenca, m. 46), Thiago (Riverola, m. 90), Pedro (Deulofeu, m. 75), Villa (Carmona, m. 75) e Iniesta (Sergi Gómez, m. 65).

Con 62 mil adentro, no se llenó el majestuoso estadio de los Cowboys, así que esta vez no hubo récord que discutir, pero el Barcelona recuperó el hábito y ganó el partido, el tercero de una gira que pasará a la historia antes por la huella comercial que deja, incluido un baño con los delfines en el Sea Aquarium de Miami, que por los resultados. Juego ha tenido a ratos, como ayer, con problemas a la espalda y con falta de contundencia.

Por ventura para los de Guardiola, un gol de Villa en la primera parte y otro de Keita, tras un excelente desborde de Deulofeu al límite del partido, evitaron que el marcador condicionara el análisis, así que se dará por bueno un partido irregular.

No jugó mejor el Barcelona contra el América que contra el Chivas el jueves, ni de lejos, pero resulta que las águilas tenían el punto de mira bastante más desviado que los de Guadalajara, que chutaron cuatro veces y marcaron cuatro goles. Ayer, ni por esas. Excelente Valdés, que frenó las ambiciones mexicanas cada vez que le cogieron la espalda a la zaga azulgrana, algo lenta.

El chileno Carlos Reinoso, entrenador del América, ordenó un dispositivo táctico con cuatro defensas, cinco medios y un punta, un esquema que el Barça conoce de sobra, porque se ha pegado con él cientos de partidos, así que hizo lo que acostumbra: con Xavi y con Iniesta juntos por vez primera este verano, se hinchó a tocar, hasta aburrirse.

Reconoce Guardiola que le falta tiempo para poner a punto al grupo y juntar al equipo antes de de la Supercopa, y no niega que básicamente lo que le falta es pretemporada y le sobra gira. Así que se añora en el equipo un punto de velocidad, algo de chispa, un golpe de riñones, o lo que sea, mientras el entrenador prueba que te prueba: ayer apuntó a Thiago, el nuevo internacional de Del Bosque, a jugar de falso 9 y el número 4 del equipo demostró que está para lo que le pidan. Pura efervescencia juvenil, al hispano brasileño no hay quien le frene.

El Barcelona terminó la gira con una victoria. Más que nunca, los goles hacen bueno al Barça.