•  |
  •  |

Asómbrense, Joe Girardi no se atrevería a colocar al habitualmente formidable zurdo C. C. Sabathia contra los Medias Rojas de Boston para iniciar la serie por el banderín de liga. Prefiere verlo pescando, escuchando el juego por radio, o en pantuflas, viéndolo por televisión.

Por tercera vez consecutiva, Sabathia fue atacado fuerte y eficazmente por el bateo de los Medias Rojas, sufriendo su cuarta derrota frente a ellos en el mismo número de intentos esta temporada. El balance de 0-4 con 7.20 en efectividad, parece una broma grotesca, un contraste inexplicable, un sumergimiento misterioso, para un pitcher con balance de 16-6 y 2.81 en carreras limpias.

La victoria de Boston por 10-4, con pitcheo de John Lackey (10-8 y raramente 6.14), y el aporte de seis impulsadas por parte del humeante Jacoby Ellsbury, volvió a forzar un empate en el liderato del lado Este, entre los dos más grandes rivales en el mejor beisbol del mundo.

Sin los Medias Rojas atormentándolo con sus victorias por 4-0, 6-0, 8-3 y 10-4, Sabathia quizás sería a esta altura, tan tempranamente, un ganador de 20, con posibilidades de acercarse a 30, y otro Cy Young en su bolsillo.

El jonrón 32 de Mark Teixeira, y la carrera anotada 100 de Curtis Granderson, “pasaron de noche” ante el naufragio de Sabathia, quien desde el 9 de junio, sólo había perdido un duelo 2-1 frente a los Rays de Tampa.

En el juego decisivo esta noche, los Yanquis enviarán a la trinchera a Freddy García, quien ha logrado tres triunfos seguidos en un alarde de recuperación, pero con 0-2 y estrujante efectividad de 10.13 contra Boston, frente al “as” Josh Beckett, con 3-0 y 0.86 retando a los de Nueva York este año.

El lanza-llamas de los Tigres, Justin Verlander, aprovechó el hundimiento de Sabathia, apuntándose su éxito número 16 por 5 reveses, y 2.30 en carreras limpias, venciendo 4-3 a los Reales de Kansas, con el respaldo de una sólida defensiva. El relevista José Valverde registró su rescate 32, empatando el récord del equipo de Detroit, establecido por Willie Hernández en 1984, cuando ganó el Cy Young y resultó Más Valioso, una extraña mezcla en estos días.

En la Liga Nacional, los indomables Filis, que tienen mil maneras de ganar un juego, extendieron a nueve su racha de victorias al doblegar 2-1 a los Gigantes, con un estupendo pitcheo de Cole Hamels (13-6 y 2.53), superando a Matt Cain (9-8 y 3.00). Con un impresionante cuarteto de abridores (Halladay, Hamels, Lee y Vance Worley), los Filis parecen estar proyectándose directamente hacia una Serie Mundial de “no apuesten contra ellos”.

El jonrón 25 de Prince Fielder ayudó a la victoria de los Cerveceros 7-5 sobre el agujereado Houston; los Cachorros arruinaron la efectividad de Johnny Cueto y derrotaron 11-4 a los Rojos con faena monticular de Carlos Zambrano, en tanto los Cardenales, aprovechando el jonrón 26 de Alberto Pujols y pitcheo de Chris Carpenter, superaron 2-1 a los Marlins, frustrando a Ricky Nolasco.

dplay@ibw.com.ni