•  |
  •  |

Todavía al amanecer de hoy, muchos estaban rascando sus cabezas tratando de encontrarle una explicación a tanta rareza vista en el inicio del Torneo de Apertura en nuestro fútbol. Las bolas de vidrio saltaron hechas añicos con los cálculos danzando entre la ridiculez.

El Juventus, regresando al escenario de la Primera División después de casi 10 años de ausencia, según nos informa el amigo Camilo Velásquez, registró un sorprendente empate 3-3 con el Diriangén en Diriamba, en lo que se considera una temprana advertencia sobre lo que puede llegar a ofrecer. El argentino Jonathan Brigatti, debutando con la casaca cacique marcó dos goles.

El Managua FC, fortalecido con Renny Vanegas, Marcos Méndez y el arquero suplente de la Selección Marcos Landero, fue vencido por otro equipo recién ascendido como es el Chinandega FC, por 3-0.

El Walter Ferreti, siempre candidato para disputar el título, se impuso 3-2 al Real Madriz, que utilizó a tres jovencitos de 17 y 18 años, como parte de la siembra para el futuro que está realizando.

Norfran Lazo anotó dos goles, incluso el del triunfo en el minuto 89, después que los somoteños jugaban con diez hombres. Bustos anotó el otro gol del Ferreti. Léster Jarquín y Tyrone Sotelo marcaron por el Madriz en el primer tiempo que estuvieron ganando 2-1.

El sábado, Estelí con un gol de Samuel Wilson, superó 1-0 al batallador equipo de Ocotal, y por lo visto en el arranque, lo imprevisto podría estar haciendo constantes apariciones en este torneo, en el cual, como es obvio, Estelí es considerado favorito, y hay expectación –abollada ayer- alrededor del equipo Managua, que se armó convenientemente.