•   Acapulco/México Enviado Especial  |
  •  |
  •  |

Sonriente, con un estado de ánimo que provoca asombro, el retador a la corona mundial interina de las 105 libras AMB, el mexicano Armando Torres, aseguró que esta pelea del sábado será algo así como la consagración de su carrera profesional.

Torres, junto con su entrenador César Bazán, quien fue campeón mundial 135 libras CMB a finales de los años 90, planean estropear la alegría de Palacios este sábado en el Centro de Convenciones de Acapulco.

“Me siento fuerte y sin problemas de peso, traigo una mentalidad ganadora. El sábado saldré con las manos en alto, victorioso, puedo asegurarte que lo venceré”, expresó Armando, quien empezó su carrera profesional en Japón, país en el que realizó 13 combates. Además, aclaró que su verdadero récord es de 26 (19 KO)-8 y un empate, no como aparece en la página boxrec.com.

Sin embargo, más allá de las facultades técnicas y boxísticas del azteca, su principal fundamento en el que basa su triunfo es la condición física que adquirió para esta pelea.

Yo pasé cinco semanas entrenando en el Centro de Alto Rendimiento Otomí, ubicado a 3800 metros sobre el nivel de mar, así que traigo unas condiciones estupendas.

Después de mi victoria contra Iván Meneses en junio pasado, me reconcentré para esta pelea con Palacios”, asegura el púgil de 30 años.

 

¿Qué impresión tienes de Juan?

 “Pues la verdad, no me interesa nada de él, tiene buen récord, pero arriba del ring lo tendré solo a él. Yo vine en busca de ese título y me lo llevaré a casa. Será una pelea dura, muy fuerte. Si se va a la distancia me saca ventaja, pero en el choque ya veremos qué pasa”.

 

¿Por qué empezaste tu carrera en Japón?

 “Mi tío Germán Torres, quien fue campeón mundial Minimosca me llevó desde muy chico, 15 años, para allá y fue bueno hacer carrera en ese país, porque me enfrenté a buenos rivales y aprendí su idioma”.

 

¿Has visto vídeos de combates de Palacios?

 “Sí, el último. Vi la pelea que hizo con Sammy Gutiérrez y salió a fajarse. Si hace eso conmigo se cae. Palacios es buen boxeador. Yo tengo de todo, pegada, técnica, pero lo mejor es la condición física”, concluyó este boxeador que es padre de tres hijos y que los trajo aquí para que vean su pelea del sábado.