•  |
  •  |

Desde hace unas semanas se manejaba que la directiva del Ferreti no quería extenderle el contrato a su técnico José Valladares, obviando que fue el propio hondureño quien mantuvo en la pelea al club capitalino a pesar de que no lo reforzaron como lo había solicitado.

Al parecer, la estrategia que usaron para sellar esta intención fue sugerir una reducción de su salario al 35 por ciento, algo que estaban seguros que no aceptaría el catracho. Otra razón que pesó para tomar la decisión de no más con Valladares fue la continua insatisfacción que éste expresaba por el poco apoyo que recibía y el roce que esto causó en la alta dirigencia del Ferreti.

Pero ahora la pregunta obligada es quién se hará cargo del Ferreti con la salida de Valladares. Todo apunta a que podrían darle el club a Tyron Leiva, actual técnico de la Juvenil Especial de los rojinegros o a Henry “Huesito” Urbina, quien se ha mostrado interesado en dirigir y se ha estado preparando poco a poco para este chance importante.

El problema es que para cualquiera de estos dos técnicos nacionales el reto será difícil porque la herencia que deja Valladares fue de buenos resultados, una transformación casi total de un equipo participativo a un club ganador, de cuatros finales y dos títulos de Apertura. Y lo mejor, trabajó para hacer de los jóvenes una opción a futuro inmediato.