•  |
  •  |

dplay@ibw.com.ni

 

Súbitamente, el pitcheo de Mariano Rivera ha dejado de ser misterioso. Su famosa “bola cortada”, ha estado siendo abofeteada por el bateo enemigo, y en sus tres últimos intentos de rescate, ha naufragado estrepitosamente. Lo considerado improbable se convirtió en algo real, y aunque todavía no se escuchan las sirenas de alarma, hay quienes se preguntan: ¿se habrá quebrado la pintura de Dorian Gray y Rivera entró en un acelerado período de envejecimiento? Él cumplirá 42 años el próximo noviembre.

Ayer frente a los Angelinos, defendiendo una ventaja de 6 por 2, construida por un jonrón con casa llena de Robinson Cano en el cierre del séptimo, después del jonrón 32 de Curtis Granderson con uno a bordo en el sexto, Rivera se hundió por tercera vez consecutiva ante el asombro de 48 mil aficionados. ¿Era él, o se trataba de una fallida fotocopia?

Mariano entró en el noveno con dos hombres circulando heredados por Cory Wade, y fue sacudido por un jonrón de tres carreras de Russell Branyan, estrechando la pizarra 6-5 y provocando cierta angustia. Saliendo del aturdimiento, Rivera sacó los dos últimos outs y se apuntó, con una terrible incomodidad, su 30 salvamento, después de haber tropezado el domingo contra los Medias Rojas y el martes ante los Angelinos, soportando extrabases en cada caso. Fue la cuarta vez en su carrera que el panameño es golpeado de esa forma en tres juegos seguidos.

Con esa victoria por 6-5, los Yanquis, que inician hoy una difícil serie con los Rays de Tampa, se acercaron a sólo un juego de los Medias Rojas, en la candente lucha por el banderín del Este en la Liga Americana, y Granderson empató con Teixeira el subliderato en jonrones, uno detrás de José Bautista.

En otros juegos, Oakland doblegó a Toronto 10-3; Tampa con Jeff Niemann (7-4) superó a Kansas 4-1; los Rojos con gran faena de Johnny Cueto (8-5), derrotaron 2-1 a Colorado; los Mets cayeron 3-2 ante San Diego; y los Cachorros con jonrones de Carlos Peña y Aramis Ramírez, superaron 4-3 a los Nacionales.