•   Acapulco/México Enviado Especial/END  |
  •  |
  •  |

Cada quien es dueño de su propio miedo, de sus acciones y de sus expresiones, aunque a veces el exceso de optimismo provoca falta de enfoque de cara a la realidad. El entrenador y excampeón mundial de las 135 libras del CMB, César Bazán, quien apenas comienza a tejer su historia como estratega, no se anduvo con reservas en cuanto a la proyección que podría tener la pelea del sábado de su pupilo Armando Torres ante el monarca mínimo AMB, Juan Palacios.

“Lo hará pedazos”, fue una de las frases que utilizó en la entrevista el azteca. “Si Juan sale vivo buscará cÓmo boxear a la distancia a Torres, sino ahí estará su error, porque mi peleador trae las condiciones para mantener un ataque adentro y ahí lo hará pedazos”.

La advertencia del novel adiestrador fue seria, quizá atrevida, pero en este deporte se trata de provocar impacto ante tu adversario, de afectarlo sicológicamente, aunque muchas veces eso no se cumple y solo quedan la ridiculez de tanto ataque verbal. Si no pregúntenle a Ricardo Mayorga, un experto en la materia.

 

¿Tengo la impresión de que estás menospreciando la experiencia y talento del nicaragüense?

“No, lo que pasa es que Juan tiene un gran error, no me explico cómo teniendo un alcance formidable para este peso, sus entrenadores no han corregido eso de ponerse a pelear en corto, al choque ante rivales más bajitos. Con Armando será distinto, le partirá la madre”.

Según César la base sólida de sus pretensiones es la fase de entrenamiento desarrollada durante cinco semanas en el Centro de Alto Rendimiento, Otomí, por su altura permitió al retador a la corona de Palacios venir en estupendas condiciones.

“Tu compatriota es muy bueno, pero los mexicanos tenemos la virtud de que somos a muerte, y Torres no será la excepción. El entrenamiento fue ideal y no habrá excusas por falta de condición. El sábado vamos por todo, esa corona se queda en México”, agregó.

 

¿Lograste corregir la falta de movilidad de cintura y la falta de defensa de Armando en tan poco tiempo?

“Mira, eso no es sencillo, platiqué mucho con Armando y le expliqué que si no sabe quitarse esos golpes que se traga, porque estaba muy franco, un día de tantos se va a terminar su carrera. Lo importante es que ha entendido y ha hecho caso, lo puse a trabajar mucho movimiento de cintura. Creo que lo afectó que antes andaba por mal camino, tenía un entrenador que no le ponía atención. Ya verán que se convertirá en campeón mundial”.