•  |
  •  |

Con la filosofía de probar lo que intentará Nicaragua en las próximas eliminatorias mundialistas, la Preselección Nacional de Fútbol juega esta noche (7:00 p.m.) en la inauguración de las luces del Estadio Nacional de la UNAN-Managua, un amistoso con la Sub-23 de Honduras, el mismo equipo que los venció hace tres semanas 1-0 en la capital catracha.

La preselección  ha trabajado fuerte con mira a los clasificatorios para el Mundial Brasil 2014 ante Dominica, Panamá y las Bahamas a partir de septiembre y conscientes de lo que les espera en esos seis partidos, era urgente conseguir algún amistoso de nivel y por supuesto que Honduras lo es.

La Azul y Blanco no contará con el jugador del Tauro, Juan Barrera, algo que debilitará el trabajo en el medio pero su técnico Enrique Llena, hasta ahora sin lograr un buen resultado, pretende poner en el tintero a un equipo que se pare bien en el centro, se ordene con propiedad atrás y tenga claro cómo debe atacar con jugadores rápidos y de llegada.

Con esa idea, Llena, aunque no es oficial, podría parar a los nicas con cuatro defensas, Manuel Gutiérrez, Arturo Gámez, Donald Parrales y Josué Quijano, mientras que actuará con tres en el centro, Eliud Zeledón, Salvador García y Félix “Coquito” Rodríguez, usará de enlace a Samuel Wilson y adelante a Raúl Leguías y Norfran Lazo.

Pero Honduras ya demostró en el primer duelo que sabe resolver a los nicas por las bandas, pues fue importante el aporte que brindó Mario Martínez, además de Gerson Rodas y Christian Altamarino, dos grandes ausentes de Honduras para el juego de hoy.