•  |
  •  |

Aunque la barrida recibida el domingo hizo sonar las alarmas en el campamento indio con vientos de eliminación, no todo se ha perdido, y quedan posibilidades por dónde escapar a la tragedia.

Con balance 3-5 en el fondo de la tabla de posiciones, el Bóer recibe a Estelí que viene con todo su pitcheo descansado y ansias de triunfo. Pero la Tribu está en pie de guerra, dispuesta a barrer para equilibrar su balance y cerrar fuerte en la última serie contra la Costa Caribe.

Si el Bóer barre a Estelí y después a la Costa, terminaría con balance 7-5, que podría bastar para dar el salto.
Los costeños (3-3) tienen la misión de barrer a Carazo (5-3), que busca dos triunfos en cuatro juegos para ser finalista. Si los costeños barren quedarían con 5-3 y Carazo 5-5.

Estelí, si pierde contra el Bóer (3-5), trataría de recuperarse ante Carazo, para decidir su suerte ante la Costa. La rotación norteña es reducida y quedarían expuestos para el cierre.

Eso es matemática. Puede hacerse realidad, pero en el terreno de juego se dirán las cosas. Pueden comprobarlo en las estadísticas.

El Bóer empata con la Costa con el mejor porcentaje de bateo (.297) y es segundo en efectividad (3.49 por 3.31 costeño), pero es último. Carazo es el que menos batea de todos (.251) y es tercero en efectividad (4.42), y está con un pie en el estribo de la Final.

Veremos qué sucederá en la recta final.