•  |
  •  |

¿En que habíamos quedado? Ah, con el Madrid presionando intensamente y el Barsa contra las cuerdas, defendiendo ese 2-2 como gato panza arriba. Cuando sonó el silbato los corazones catalanes sonaban como locomotoras agotadas. El esfuerzo graficado en el accionar incansable del chileno Alexis Sánchez, y el terrible desgaste a que fueron sometidos Abidal y Mascherano había dejado al Barsa exprimido pero con vida.

En las puertas de la revancha inmediata, las frases de Pep Guardiola yendo directamente hacia lo obvio, lo dicen casi todo: si jugáramos dentro de tres semanas, sería otra cosa. Pero no se puede Pep, como decíamos ayer en la nota “¿Otro Barsa?”, el duelo es hoy, y hay que hacerle frente con lo que tienes a ese furioso ataque que mete miedo.

Ahí estarán, en pie de guerra, Benzema super-aceitado, Ozil afilado, y Cristiano rugiente, desbordante, martillante con sus disparos, con suficiente respaldo para fabricar opciones constantemente como en la batalla del domingo en el Bernabeau, mientras Mourinho, con Casillas, Pepe, Ramos, Carvalho, Marcelo y Xabi Alonso, también seguros en la alineación de hoy, baraja los nombres de Khedira, Coentrao, Callejón y Di María, para las otras dos posiciones.

La presencia en la convocatoria de Cesc Fábregas obliga a preguntar ¿jugará hoy? Podríamos estar seguros de eso. Guardiola tiene minutos para todos, incluso otros 90 para Alexis Sánchez, forzado a un ajetreo tan intenso en su debut, y manteniendo a Messi el mismo tiempo, con solo tres días de preparación y sin campaña previa después de la Copa América.

Si Guardiola tuvo que utilizar a Xavi y Piqué, tomando riesgos, buscando más ideas en el medio y algo de solidez por el centro de la defensa, seguramente tendrá espacio y tiempo para Fábregas hoy.
Mourinho no está haciendo cuentas de posibles empates 0-0 y 1-1 favorables al Barcelona, sino que piensa en la victoria que le fue negada por una serie de circunstancias en el Bernabeau. Su equipo volverá a ser tan atrevido y contundente para ejercer una fuerte presión, garantizando mucho cañoneo.

¿Aplacará este Barsa distante de su mejor nivel esa furia? Será difícil, muy difícil.

dplay@ibw.com.ni