•  |
  •  |
  • Agencias

La carrera de Albert Pujols ha sido notable en diversos aspectos, ya que el tremendo pelotero dominicano ha acumulado números espectaculares desde su llegada a la Gran Carpa.

Tras 10 temporadas completas con los Cardenales, Pujols siempre ha tenido al menos 30 cuadrangulares, 100 carreras producidas y un promedio de bateo por arriba de los .300.

Su consistencia es única en la historia de este deporte y será solo cuestión de tiempo para que su nombre se una al de las más grandes figuras del béisbol en el Salón de la Fama de Cooperstown.

La productividad de Pujols se debe a muchos factores, como el talento y la preparación, aunque ha tenido la buena fortuna de haber estado solamente en dos ocasiones en la lista de lesionados.

En 2006 se perdió cerca de tres semanas por una lesión en el músculo oblicuo de la espalda y en 2008 estuvo fuera 15 días por un problema en la pierna.

En junio pasado una fractura en la muñeca izquierda lo tuvo fuera de acción unas semanas y al regresar, retomó su ritmo jonronero.

El martes, en el partido que los Cardenales de San Luis perdieron 4-5 contra los Piratas de Pittsburgh, alejándose del primer lugar de la División Central de la Liga Nacional, Pujols, (30) pegó batazo de cuatro esquinas en la sexta entrada, sin corredores en circulación y se afianza como líder de jonrones en la Liga Nacional, con dos cuadrangulares de ventaja sobre su propio compañero, el jardinero Lance Berkman, que es segundo.

El dominicano pegó por todo lo alto del jardín derecho contra los servicios del abridor Jeff Karstens y así alcanzó la marca al menos 30 jonrones por décimo primera temporada consecutiva, y se convirtió en el primer jugador en la historia de las mayores en conseguir esa aportación ofensiva en sus primeras 11 campañas.

Además, los 28 jonrones que ha pegado en su carrera en el “PNC Park” es la mayor que cualquier otro jugador ha conseguido como visitante en el campo de los Piratas.

Pujols empuja 76 carreras en la temporada, teniendo el reto de producir 24 más para extender la racha de batear 30 jonrones y empujar 100 carreras por undécima temporada seguida, y también elevar su porcentaje a .300, al batear actualmente para .288.