•  |
  •  |

Cuando todo parecía cuestión de un paso para lograr el sueño de subir a Grandes Ligas, el zurdo Douglas Argüello vio cómo se desvanecía esa opción luego que fuera descartado del Oklahoma City, filial de los Astros de Houston en Triple A.

“El manager me dijo, ‘Douglas, esta decisión la tomamos porque necesitamos un espacio para dos jugadores que llegan. Sabemos que has hecho un buen trabajo pero son decisiones de la organización’. No hallaba qué decir cuando me descartaron”, cuenta Argüello sobre el momento tan difícil que vivió cuando lo despedían de los Astros de Houston.

“No encontré explicaciones en ese momento, porque me sentía bien, estaba lanzando mejor y cómodo con el cambio de abridor a relevo. Pero al final entiendo que algo de lo que ellos esperaban de mí no lo hice. Solo eso explica esta decisión, porque de haber cumplido sus expectativas esto no pasaría”, explica resignado el nica mientras se trasladaba de Oklahoma a Virginia donde reside con su familia.

Pero “esto no ha terminado, no es el fin de mi carrera ni tampoco me voy a rendir, porque he demostrado que puedo rendir. Ahora espero que los contactos que ya ha hecho mi agente con algunas organizaciones, brinden sus frutos y obtenga el chance con otro equipo. El único problema que veo es que está por terminar la temporada, que eso es lo que más me inquietó cuando escuché la decisión del equipo de darme la baja”.

Douglas recibió anoche una oferta de la Federación Nicaragüense de Béisbol Asociada para formar parte de la Selección Nacional que jugará el Mundial en octubre en Panamá. “Quiero ver si hay chance con otra organización o no sé si tenga que jugar en alguna liga de invierno o quizá descansar con mi familia, aún no he dicho la última palabra”, comentó el pitcher zurdo, que quedó con balance de 5-7 y efectividad de 3.67.