•  |
  •  |

Los ocho cabezas de serie, incluyendo el debilitado Arsenal inglés sin Fábregas y sin Nasri, parecen inmunes a los peligros que puede plantear la fase de grupos en la nueva versión de La Champions. Los “Monstruos” Barcelona y Real Madrid no tienen motivos para dormir con un ojo abierto y los botines puestos, porque su favoritismo en los grupos D y H es tan ancho como un océano.

Los expertos han calificado el Grupo A como el de la muerte, por reunir al Bayer Munich alemán, el Manchester City inglés, el Nápoles italiano y el Villareal español; mientras el poderoso Real Madrid debe dominar en el Grupo D al Lyon de Francia, el Ajax campeón de Holanda y el Dinamo de Zagreb; en tanto en el C, el Manchester United es favorito sobre el Benfica de Portugal, el Basilea de Suiza y el Otetul rumano; y en el B, el Inter de Milán se enfrentará al CSKA ruso, el Lille campeón de Francia y el Trabzonspor de Turquía.

Una de las atracciones de la primera etapa será ver en acción al Campeón italiano Milán, contra el Barcelona, ganador de la Liga española, con el sueco Ibrahimovic, ex-azulgrana, al frente de un ataque que puede someter a prueba la flexible y segura defensa jefeada por los posiblemente restablecidos Piqué y Puyol, el 16 de septiembre. Para Ibra, este duelo tiene “olor” a vendetta pensando en Pep Guardiola. Completan el Grupo H, el Bate Borisov de Bielorrusia y el Viktoria Plzen checo.

El Arsenal inglés, intentando conseguir a Kaká y dependiendo de Wilshere, colocado en el Grupo F, estará presionado por el Borusia Durtmond campeón alemán, el Olimpiakos titular de Grecia, y Marsella sub-líder francés. Un grupo difícil al revés y al derecho.

El Oporto de Portugal enfrentará al Shaktar de Ukrania, el Zenit ruso y el Apoel de Chipre en el sector G, con el Chelsea inglés moviéndose en el Grupo E, tomando el reto del Valencia español, el Leverkusen alemán y el Genk de Bélgica.

dplay@ibw.com.ni