•   Daegu  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Los dos representantes de Nicaragua en el Mundial de atletismo de Daegu (27 agosto-4 septiembre), Yessica Aguilera y Edgard Cortez, afirmaron que se sienten en un sueño por vivir este evento y compartir la Villa de Atletas con figuras como Usain Bolt.

Aguilera y Cortez llegaron a Corea del Sur con el único objetivo de conseguir marcas mínimas para estar en los Juegos Panamericanos de octubre en Guadalajara, pero mientras están aprovechando la ocasión para vivir un sueño, paseando rodeados de atletas de todo el mundo, muchos de ellos auténticos ídolos.

"Estar aquí me deja muy emocionada. La verdad es que me emociona estar con personas de alto nivel, eso creo que nos va a motivar más. Como nicaragüense y centroamericana, el nivel al que estamos acostumbrados no es tan alto", comenta Aguilera.

"Esto nos motiva para darnos cuenta de que si tuviéramos condiciones (económicas) como las de ellos, también nosotros seríamos excelentes atletas. Pero nosotros también somos estrellas, al menos tenemos los récords de nuestro país", apuntó.

Aguilera, que competirá en los 400 metros vallas, no ocultó su emoción por sentirse por unos días una figura del deporte, en un país donde los principales atletas tienen que compatibilizar su labor con trabajo o estudios.

"Nos sentimos felices por estar aquí. ¿Qué más puedo pedir a la vida?", se pregunta con una gran sonrisa, tras un paseo en bicicleta tándem con el otro representante nacional en Daegu-2011, Edgard Cortez, de los 800 metros.

Cortez también admitió sentirse privilegiado por poder vivir una experiencia única, tanto por estar rodeado de estrellas y de las máximas figuras de las pistas, como por poder conocer a atletas de otros lugar y compartir experiencias, especialmente con los procedentes de países más pobres.

"Uno viene a conocer muchas cosas que le hacen ver que la vida que uno lleva es diferente. Uno piensa que está llevando una vida muy mala y al conocer a otras personas, de otros continentes, ves que algunos llevan vidas peores y que están aquí, con tu mismo sueño. Eso sirve para motivar", explicó.

El atleta nicaragüense lamentó también la falta de ayudas para contribuir a desarrollar este deporte en Nicaragua y en América Central, estimando que si hubiera más recursos los resultados serían muy buenos porque hay "calidad y material humano más que suficiente".

"Todo está en el apoyo económico que den los gobiernos y los estados. El talento material humano hay. Lo sabemos, como (el panameño) Irving Saladino o (el costarricense) Nery Brenes. Con ellos se echó mano de recursos, se les apoyó al máximo, como se apoya a los atletas en Europa y Estados Unidos", dijo.

"Nosotros tenemos que trabajar o estudiar y el deporte está en segundo o tercer plano. En mi país no se puede hacer una carrera de esto. Muchas veces tenemos que dejar de lado el deporte, únicamente como recreación", afirmó.