•  |
  •  |

¿Usted es yanquista? Si lo es, claro que quisiera tener en la rotación a Ian Kennedy, el pitcher de 423 mil dólares que ayer logró su triunfo 17 por solo 4 derrotas, con los líderes del Oeste en la Liga Nacional Cascabeles de Arizona, quien mejoró su efectividad a 3.03 doblegando 6-1 a los Padres de San Diego. ¡Qué contraste con A. J. Burnett, quien cobra 16 millones a los de Nueva York!

¿Se imaginan las 17 victorias a la orilla de las 17 de C. C. Sabathia? Los Medias Rojas estarían a distancia, no liderando el Este de la Liga Americana. ¡Diablos, cómo fue posible que no tuvieran paciencia con el derecho de 26 años, que fue una escogencia de primera ronda en el draft del 2006, después que lo perdieron los Cardenales!

No lo lamenten. Fue necesario soltar a Kennedy para que los Yanquis consiguieran al candidato a Mas Valioso de este 2011, Curtis Granderson, en un cambio que involucró a tres equipos. Enviando a Kennedy a los Cascabeles, y entregando a Phil Coke junto con Austin Jackson a los Tigres, los Yanquis recibieron a Granderson de los Tigres el 8 de diciembre del 2009, mientras Arizona soltaba a Max Scherzer y Daniel Schlereth, en ruta hacia Detroit, recibiendo a Edwin Jackson de los rugidores.

Podría decirse que todos salieron ganando. Scherzer lleva 13 triunfos con Detroit, la segunda cifra del equipo, y Jackson es el center fielder y lead off, reduciendo costos considerablemente. Los Yanquis, que perdieron ayer 2-0 frente a los Orioles, están viendo brillar a Kennedy con Arizona, pero felices de tener a Granderson.

¿Qué les parece?