•  |
  •  |

Todavía no se ha dicho la última palabra en la “V Copa Curaçao” de beisbol juvenil. Tanto en el grupo Norte como en el Central falta definir a los clasificados a la siguiente etapa, aunque la máxima expectación se dio en el sector norte.

Ayer, el equipo Matagalpa dejó en el campo 3x2 a La Trinidad en doce episodios y existe la posibilidad de que los matagalpinos provoquen mayores sorpresas.

La Trinidad quedó con balance 9-3, medio juego detrás de Matagalpa (8-3), que aún tiene partido pendiente contra Jinotega (6-5), que no lo alcanza. Si ese último desafío lo gana Matagalpa, empataría en primer lugar con La Trinidad y sería necesario definir posiciones en juego extra. El ganador clasifica y el otro jugaría con el segundo de Occidente para definir al octavo clasificado a la siguiente etapa.

En Occidente, el clasificado Chinandega cerró con broche de oro su clasificación, al noquear en cinco innings 10x0 a Somotillo, con el sello de ser un partido sin hit ni carrera propinado por Jason Andino.

Ese fue el sexto juego sin hit ni carrera que se lanza en la presente temporada. Los otros son de Walter López, de la Academia, que venció 5x0 a Carazo. David Chavarría, del San Fernando, lo consiguió sobre Boaco 8x0, Rommel González, de La Trinidad también fue beneficiado por el nocáut 10x0 en 5 innings ante Madriz. Lurgen Rayo, de la Academia, lo consiguió sobre San Jorge, ganándole 4x0.

La victoria chinandegana dejó en el segundo lugar de Occidente a Malpaisillo (6-6), que espera al segundo lugar del Norte, para ver quién de los dos sigue en la competencia.

Este sábado el grupo Central realiza su última jornada, en la que American College, Bóer-Unica y San Fernando lucen con mejores opciones para clasificar. Repuestos Almir también es candidato pero debe batallar fuerte.