•  |
  •  |

La desilusión provocada por la pérdida del cinturón mundial interino de las 105 libras AMB, parece ser historia para Juan Palacios. De regreso al gimnasio, laborioso como siempre y con una determinación a prueba de balas, el peleador capitalino está dispuesto a alcanzar niveles de notoriedad en el deporte que le ha proporcionado satisfacciones y mejores condiciones de vida.

“Volveré a ser campeón, eso lo garantizo”, dijo Palacios, atrapado una vez más por esa motivación que se creía había perdido. El exmonarca está fuera de ritmo y condiciones físicas, pero eso no es preocupación, porque cuando se mete a entrenar lo hace con firmeza.

Su equipo de trabajo es el mismo, el veterano Reynaldo Mendoza dirigiendo el aspecto técnico y Alejandro Schmidth la parte física.

“Cuando expresé que me retiraba del boxeo fue producto de la frustración de haber fallado en la báscula, pero después de conversar con mi esposa, mi familia, mis apoderados y amigos, sentí que me dieron el apoyo que necesitaba, la confianza que me faltó hace unas semanas, y gracias a Dios aquí estoy, con el entusiasmo de saber que hay mucha gente que me estima y espera más de mí en el boxeo”, asegura Juan, quien tiene registro de 29 victorias (22 KO) y 3 derrotas.

El regreso de Palacios está previsto para el 15 de octubre en un programa que organizará Prodesa en la ciudad de Managua, posiblemente contra un rival extranjero.

“Estoy entrenando fuerte, quiero lucir bien en esa pelea que está pactada en 108 libras, pero me pondré a prueba para ver si hago menos de la categoría, porque estoy seguro que puedo regresar a las 105, sin embargo, ya veremos cómo me siento”.

La idea es que el nicaragüense dispute el cetro minimosca interino (108 libras) a finales de año.