•  |
  •  |

Las damas sacaron la casta. Se encargaron de colocar la sonrisa en nuestros rostros en el Campeonato Centroamericano de Boxeo Aficionado organizado por Feniboxa, al atrapar el primer lugar con tres medallas de oro, dos de plata y una de bronce.

Las conquistas doradas fueron para Raquel Pravia en los 57 kilos, quien superó 31-25 a la hondureña Ángela Miranda; en los 54 kg, Yessenia Izaguirre venció 12-11 a Patricia Solórzano, de El Salvador. La primera en conquistar oro fue Leddy Mayorga en 69 kilos el día jueves.

Las de plata fueron para Yadira García en 60 kg y Joseline Herrera en los +81 kilogramos. Agreguemos la de bronce de Narda Wilson. Pamela Sánchez (CR) ganó 36-27 a Yamileth Peña (ES) en 51 kilos.

En la rama masculina los planes se vinieron al piso y una vez más, como en 2009, Guatemala se salió con la suya para quedarse como campeón de boxeo aficionado. Es extraño, pero Nicaragua, un país que tiene más tradición en este deporte, ha fracasado en los últimos tres años, lo que evidencia que algo se está haciendo mal.

Ayer los pinoleros se adjudicaron dos de oro a través de Alexander Espinoza en los 56 kilos, después de vencer 42-18 a Julio Andino (ES) y en los +91 kg con José Castro que sacó la pelea 25-18 al hondureño René Ruiz.

Después el dominio de los guatemaltecos fue categórico, a excepción del ‘robo’ que sufrió el pinolero Marvin Solano en los 52 kilos, que perdió injustamente 14-13 ante Eddy Valenzuela (Guat), quien obviamente fue favorecido por los jueces. ¡Fue vergonzoso!
Los nicas perdieron en los 46 kg, Michael López 45-24 ante David Jiménez (CR), Léster Martínez (Guat) venció 23-15 a Álvaro Mercado (Nic) en los 64 kg; Elmer Salguero (Guat) doblegó 27-22 a Álvaro Mendoza (Nic) en los 75 kg.

En otros resultados de la noche, Juan Reyes (Guat) ganó 30-7 a Ernesto Rodríguez (ES) en 60 kilos, José Virula (Guat) en los 69 kg apaleó 36-10 a Gilberto Guzmán (ES).

Los chapines se adjudicaron cinco de oro que le permitieron sumar 21 puntos, Nicaragua con 2 doradas, 4 plata y un bronce sumó 18 tatos y los ticos terminaron con 7.