• |
  • |

Tras la derrota del Real Estelí 1-0 a manos del Managua F.C. el sábado, Diriangén aprovechó para quedarse como líder con 13 puntos y único invicto del Torneo Apertura al vencer 2-1 al Real Madriz y Ferreti con el mismo marcador dio cuenta del Deportivo Ocotal, que por cierto fue víctima de las actuaciones siempre “destacadas” del árbitro René Guerrero.

En Managua, Juventus sacó un buen resultado doblegando 3-2 al Chinandega F.C. para situarse en el cuarto lugar de la tabla con siete puntos, mientras Managua subió a la quinta posición con seis unidades.

En Somoto, con goles de Herberth Cabrera y Juan Carlos Narváez, superaron a un Real Madriz que jugó bien pero no supo resolver a unos Caciques determinados en sacar la victoria. Por los somoteños marcó Tyron Acevedo.

En Ocotal, ocurrió algo insólito y de nueva cuenta con René Guerrero como partícipe. Resulta que Ferreti ganaba 2-1 con goles de Norfran Lazo y Armando Reyes cuando decidió por una jugada friccionada de Erick Sierra sacarle tarjeta amarilla, pero a su entender era la segunda y de inmediato le sacó la roja. El árbitro se dio a la tarea de no reanudar el juego hasta que Sierra se fuera a las graderías, y luego vino lo insólito, lo incorporó de nuevo al partido. Algo increíble, de las graderías lo mandó de nuevo a la cancha y como si nada, como si eso no pudiera hacerlo, continuó el partido.