•   La Habana / PL  |
  •  |
  •  |

El estelar lanzador cubano Norge Luis Vera puso fin oficialmente a su carrera como jugador activo, en declaraciones que realizó el propio pelotero al Noticiero Nacional Deportivo de la televisora local Tele Rebelde.

Durante su intervención del martes, el astro de las Avispas de Santiago de Cuba aseguró que era el momento ideal para alejarse de los diamantes beisboleros, aunque su físico le hubiera permitido “lanzar dos o tres series más”. Vera, hasta hoy lanzador cubano en activo con mejor balance histórico de ganados y perdidos, fue excluido recientemente de la preselección cubana que intervendrá en la venidera Copa Mundial de Béisbol Panamá-2011.

Alfonso Urquiola, manager del equipo, arguyó una baja forma física para descartar al sensacional lanzador de 40 años de la preselección, hecho que sin duda motivó la decisión, luego de 17 brillantes temporadas.

Santiago de Cuba quedó eliminado de los play off en la última Serie Nacional, sin embargo, Vera conquistó ocho triunfos y solo perdió tres desafíos, por mucho el mejor serpentinero de la escuadra oriental.

En su andadura en los campeonatos cubanos de béisbol obtuvo 176 victorias (perdió 66) y se coronó monarca del país en seis ocasiones, siempre como máximo jerarca del staff santiaguero.

Su mejor campaña fue la 1999-2000, cuando firmó 17 éxitos durante el calendario regular, con estratosférico promedio de efectividad de 0.97. Ambos guarismos constituyen récord absoluto para la organización indómita.

Internacionalmente su labor es impecable, al extremo de ostentar -entre otros- los títulos de campeón olímpico, mundial, panamericano y centroamericano, además de haber derrotado a domicilio a los Orioles de Baltimore de las Grandes Ligas estadounidenses, en 1999.

Con el retiro de Vera, un año después del de Pedro Luis Lazo, se cierra una era de los lanzadores de la isla, ambos brillaron en los montículos de Cuba junto a Orlando Duque Hernández y José Ariel Contreras, quienes se destacaron después en las mayores.