•  |
  •  |

Ofreciendo tan poco fútbol como lo hizo anoche la Selección Sub-23 ante Costa Rica nos sentimos amordazados. Con lo visto en San Pedro Sula, solo podía haber un resultado, una derrota por goleada 4-0, y conste, el marcador no fue más amplio porque los ticos no se esforzaron al máximo para rematar un partido que se le sirvió en bandeja.

El inicio de la triangular eliminatoria para los Juegos Olímpicos de Londres 2012, no podría iniciar peor para los nicas. Porque se sabía que el rival era muy difícil, pues esta selección tica venía de ofrecer un nivel importante en la Copa América Argentina 2011, pero el duelo estuvo menos complicado para nuestros rivales. Nicaragua intentó meter presión en los primeros minutos de juego y hasta de cierta manera tenían “amarrados” a la feroz ofensiva costarricense.

Pero era difícil jugar perfecto en la marca y llegó la primera anotación de la mano de un error de Daniel Rivera, que le permitió a Josué Martínez poner el primer gol al minuto 25. Josué recibió un pase largo se quitó la marca y dejó a Henry Maradiaga, el portero nica, sin poder atajar el balón.

Diez minutos más tarde, Madrigal cerró de forma espectacular una jugada colectiva que armó su equipo desde el medio campo. Hanzel Aráuz la jugó con Jorge Guzmán, este se la dio a la derecha a Madrigal quien solo tocó el balón con su derecha y puso el 2-0 con el que se fueron al descanso.

Como suele ocurrir con las selecciones nicas, la desconcentración de los primeros minutos los mata. Así ocurrió con el gol de Diego Brenes al minuto 50, definiendo una pelota que le llegó por la izquierda y también definió con maestría con su derecha para ampliar el marcador a un 3-0.

La victoria la selló Josué Martínez con su segundo gol al minuto 61. Se llevó la pelota en una individualidad que lo puso frente a varias marcas, se sacó cada una con gran habilidad y luego de un balón enredado la mandó a las redes.

Nicaragua ofreció muy poco, e inclusive varios de sus jugadores acusaron de problemas físicos desde antes de terminar el primer tiempo. Eso sin duda limitó el trabajo táctico de la Selección Sub-23. Nicaragua jugará su segundo y último partido de la triangular el próximo domingo ante Honduras.