•  |
  •  |

José Mourinho explicó la esterilidad del partido ante Racing, a partir de la falta de desmarques que detectó en sus jugadores cuando atacaban. “Ha habido deméritos nuestros”, dijo, con aparente calma, “porque no hemos tenido la dinámica necesaria, cosa que ya es algo habitual...”. El técnico portugués estaba a punto de arrancarse con una crítica argumentada a sus jugadores cuando hizo una breve pausa y cambió la dirección de la frase para señalar al árbitro: “...y el ritmo también se ha roto con la pasividad de quien no puede permitir que el partido se rompa: han entrado carritos, ha habido simulaciones, y nosotros no hemos sido capaces de cambiar eso”.

El entrenador del Madrid afronta la peor racha de resultados desde que asumió el cargo. El Madrid ha perdido cinco puntos en la última semana. La temporada pasada pasaron tres meses para que perdiera tres. “Hemos perdido cinco puntos en dos partidos y obviamente es preocupante”, comentó.

La conferencia discurrió hacia el terreno que eligió Mourinho, reticente a examinar el juego de su equipo en profundidad cada vez que lo invitaron a ello. “Es verdad”, asintió, cuando le recordaron que el Madrid apenas había tirado a puerta. “No hemos tenido apenas ocasiones de rematar entre los tres palos. Nosotros no hemos tenido ocasiones de hacer gol, por méritos del adversario, que se ha cerrado mucho, ha jugado muy bien defensivamente. Tampoco hemos podido marcar de falta a pesar de que hemos contado con un par de ocasiones”.

La defensa del Racing que tanto elogió Mourinho estuvo compuesta por jugadores bisoños en su mayoría.
“Los últimos 20 ó 30 minutos nuestro dominio ha sido absoluto”, prosiguió Mourinho. “Kaká y Xabi Alonso se han dejado el alma. Podríamos haber marcado en alguna falta y no lo hemos conseguido. Estoy preocupado porque hemos perdido dos puntos hoy y cinco en los últimos dos partidos. Pero la concentración ha sido distinta de la de Levante y por eso salgo con un feeling diferente. El año pasado también empezamos mal y perdimos cuatro puntos. Si el Barça gana nos vamos a poner a tres puntos, pero no son 30. No estamos lejos”.

Mourinho reconoció estar sorprendido ante la repentina falta de gol de su equipo. “Marcar goles es lo que este equipo siempre ha sabido hacer”, dijo. “Hemos marcado un gol, ante el Dinamo, en los últimos 200 minutos jugados. Esto no es normal. Tenemos que volver a la normalidad marcando goles el próximo sábado contra el Rayo”.