•  |
  •  |

El enfoque del invicto Román ‘Chocolate’ González, 29 (24 KO)-0, de cara a su próxima defensa de la corona minimosca (108 libras) AMB contra el mexicano Omar ‘Lobito’ Soto el 1 de octubre en el MGM Grand de Las Vegas, Nevada, es imperturbable.

La motivación del bicampeón es gigantesca, no solo se trata de buscar cómo extender su invicto a 30 triunfos, sino que el hecho de incursionar por primera vez en su carrera en el mercado estadounidense, lo tiene con la idea de provocar un impacto, de dejar una grata impresión.

Ayer, después de su acostumbrada preparación en horas de la tarde en el gimnasio Róger Deshón, ‘Chocolatito’ se fue a hacer los exámenes médicos de rigor para su pelea ante Soto, 22 victorias (15 KO)- 7 derrotas y 2 empates.

“Román ha hecho un estupendo trabajo para este combate. Guanteo con boxeadores más fuertes, ágiles y estuvo por un mes el panameño Ricardo Núñez, que lo exigió al máximo. Tengo plena confianza que hará una gran pelea”, declaró Arnulfo Obando, entrenador de González.

Según el estratega, ayer su pupilo salió de los entrenamientos en 112 libras, un tonelaje controlable para no pasar dificultades el día del pesaje oficial, donde González tiene que marcar la categoría de 108.

“El plan que hemos diseñado es salir de Nicaragua el próximo lunes 26 de septiembre en 110 libras, para que con el trabajo de la semana se logre mantener cerca del peso. Lo importante es que se alimente y no aguante hambre. Román lucirá fuerte”, agrega Obando.

‘Chocolate’ entrenará hasta el domingo para reponer el día lunes, que será utilizado para viajar hacia Las Vegas, Nevada, Estados Unidos.