•  |
  •  |

Aunque en los campeonatos locales Diego Sandino es uno de los abridores estelares en cada equipo que milita, en la Selección Nacional de beisbol podría ser enviado al papel de relevista, labor que no les extraña.

Diego debutó como relevista en los Panamericanos de Winnipeg y fue el ganador contra Dominicana. Salvó el partido que se le ganó 3x1 a Estados Unidos en el Mundial de Taiwan en el 2001, incluso en Saltillo 2002, remató en tres partidos y para el Mundial del 2003 relevó cuatro veces.

La idea de los técnicos de la Selección es que Diego sea un preparador, un relevista medio que controle el partido. Tiene la experiencia y suficiente calidad para este papel y el diestro está anuente.

Ayer, en el partido de fogueo nocturno de la preselección, Diego abrió juego y en tres entradas le anotaron dos carreras, recibiendo batazos contundentes como dobles de Jilton Calderón y Esteban Ramírez, que se involucraron en las anotaciones.

En cinco episodios el partido estaba empatado a dos carreras. Se vio bastante pitcheo zurdo, de parte de Eldo Thomas, Mainor Mora, Nevil Aburto, que buscan un puesto en el equipo, donde el único pitcher zurdo seguro es Esteban Pérez.

La presión se dejó sentir en los antesalistas Darrel Campbell y Edgard Montiel, que siguen en observación para ver quién queda en el equipo. Adolfo Matamoros resultó golpeado en una rodilla por una pelota fouleada, por lo que tuvo que salir de juego.

Hoy, la preselección hará su última práctica en el Estadio Nacional y será en horas de la mañana, ya que a mediodía juegan el Bóer-Unica y Granada en la Copa Curacao de beisbol juvenil.