•  |
  •  |

Por años hemos visto desfilar a jugadores de nivel como primer bate en selecciones nacionales y algunos aún resuenan en nuestra memoria: Cayetano García, Julio Medina y Sandy Moreno, por mencionar algunos. Por eso, cuando hablamos de quién asumirá este rol en esta Selección en el Mundial que arranca en Panamá este próximo mes, es imposible pensar en los candidatos y no recordar a los de antaño.

Aunque en el equipo no se comenta sobre cuál sería un posible line up para el Mundial porque esperan reacomodarse en los amistosos que harán en Panamá desde esta semana, para nadie es un secreto que Renato Morales puede ser el hombre que abra fuego por la Selección. Quizá no es el hombre de más tacto, pero no se puede negar que está en una etapa de madurez como jugador y este podría ser el momento para demostrarlo. Quizá tampoco es el más veloz, pero su perfil zurdo le permite ganar algunos segundos en busca de la almohadilla. Sin embargo, sí puede decirse que es un hombre de mucha fuerza y eso le dará un toque interesante a su labor en el cajón de bateo.

Pero igual de importante debe ser el segundo bate. Para esa posición parece que el hombre ideal es Jilton Calderón. Su habilidad con el madero no está en discusión. Su capacidad lo ubica entre los mejores del país y si no, que sus números en los últimos años hablen por él.

¿Y quién entonces tercero? Ofilio Castro podría ganar muchos votos a la hora de la discusión. El ex de los Nacionales de Washington posee esa combinación elemental tacto-poder, además de ser muy selectivo con sus pitcheos. Pero entonces, quién el cuarto. Las miradas apuntan hacia Esteban Ramírez o incluso Ronald Garth. Y quizá esa es lo mejor de esta selección que tiene a varios jugadores que podría combinarse en esa parte central de la tanda con Dwight Britton, Darrel Campbell o Marlon Abea. Qué bueno, que pese a la salida de algunos jugadores importantes de esta selección, aún se ve con mucha capacidad ofensiva a este grupo.