•  |
  •  |

El Real Madrid agresivo, creativo y firme que todos quieren ver, apareció en escena para masticar 3-0 al Ajax de Holanda en la reactivación de la Champions, en tanto el poderoso Manchester United, sin Rooney y sin “Chicharito”, salía angustiosamente del pozo de las dificultades para forzar un empate 3-3 con el Basilea, y el City del Kun Agüero, con Tévez rebelándose y negándose a entrar en acción, fue vencido por el encendido Bayern Munich 2-0, equipo que en la Liga alemana no ha permitido gol en sus últimos seis juegos marcando 21, después de perder en la primera fecha.

Agreguen el triunfo del Inter 3-2 sobre el CSK, el salto del Nápoles sobre el Villareal 2-0 con goles del inspirado argentino Ezequiel Lavezzi, la derrota del Dínamo de Zagreb frente al Lyon 2-0, y el equilibrio 1-1 entre el Lille y el Trabzonsport, en la jornada correspondiente a la fase de grupos.

El resurgimiento de Kaká y la incidencia de Ozil, hacen pensar que los mejores días del Madrid están por verse, borrando las dudas que provocó en el arranque liguero. Frente al Rayo Vallecano, Kaká entregó una pelota de gol, provocando un faul a la orilla del área y otro adentro que fue sancionado como penal cobrado por Cristiano, enviando señales de mejoría en su desempeño y aporte.

Ayer, Kaká volvió a mostrarse de cuerpo entero, sin llegar a ser todavía el jugador brillante que hemos visto con Brasil y el Milán antes de su agudo problema de pubalgia. Marcó un gol y realizó dos asistencias para los goles de Cristiano y Benzema, mientras Ozil, el alemán, exhibía toda su gama de recursos y mayúscula utilidad, en otro alarde. No hay duda sobre el momento excepcional que está atravesando.

Hasta hoy, el Madrid de la Champions, se ve formidable, y el de la Liga necesita una transfusión de esa sangre para conseguir esa vitalidad, destreza y eficacia, que manejó con tanta facilidad frente al Ajax.

El United estaba adelante 2-0 y parecía tener el partido en el bolsillo, pero el Basilea marcó par de goles en instantes consecutivos inutilizando a DeGea, y luego se encaramó 3-2, antes de ser herido por el gol de Young en la recta final sellando el 3-3, mientras el City, con la actitud de Tévez erosionando el equipo, fue doblegado por el sólido Bayern, con goles de Mario Gómez.

dplay@ibw.com.ni